Líder demócrata: »El discurso de Netanyahu fue un insulto a la inteligencia de Estados Unidos»

La líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, consideró el discurso del primer ministro, Biniamín Netanyahu, ante el pleno del Congreso estadounidense como un «insulto a la inteligencia de Estados Unidos» que le hizo estar «al borde de las lágrimas».
Pelosi, una de las legisladoras con más poder en el Legislativo estadounidense, subrayó los «lazos inquebrantables» que unen a los dos países más allá de los partidos que estén en sus Gobiernos, por lo que, dijo, se sintió «muy entristecida por el insulto a la inteligencia de EE.UU.» que ejerció el primer ministro en su discurso al hablar sobre las negociaciones con Irán.
«He estado al borde de las lágrimas durante todo el discurso del primer ministro, entristecida por el insulto a la inteligencia de Estados Unidos como parte del Grupo 5+1, y entristecida por la condescendencia hacia el conocimiento de la amenaza planteada por Irán y nuestro compromiso para la prevención de la proliferación nuclear», insistió la legisladora.
En sus palabras ante la sesión conjunta del Congreso estadounidense, Netanyahu embaucó con su discurso sobre la certeza de que las potencias del Grupo 5+1 (EE.UU., Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania) están incurriendo en un error con el acuerdo que está sobre la mesa en sus negociaciones con Irán sobre su programa nuclear.
«Hoy el primer ministro Netanyahu reiteró algo en lo que todos estamos de acuerdo: un Irán con armas nucleares es inaceptable para nuestros dos países. Todos hemos dicho que un mal acuerdo es peor que ningún acuerdo, y detener el desarrollo de armas nucleares es la piedra angular de nuestra política exterior y de seguridad nacional», añadió Pelosi.
El primer ministro instó al Congreso estadounidense a adoptar una línea más agresiva contra Irán como parte de las negociaciones en curso, y advirtió de consecuencias terribles si finalmente se confirman los términos del acuerdo que está sobre la mesa.
El discurso, el tercero que realiza como primer ministro ante el pleno del Congreso, ha generado una gran polémica, ya que fue invitado directamente por el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, sin tener en cuenta a la Casa Blanca.
El presidente de EE.UU., Barack Obama, ya anticipó que no se reuniría con Netanyahu durante su visita a Washington por la cercanía de las elecciones en Israel, que son en dos semanas.
Mientras en Washington las atenciones recaían sobre el primer ministro, Irán y Estados Unidos reanudaron en Suiza una serie de reuniones bilaterales, con el fin de avanzar en las negociaciones para alcanzar un acuerdo sobre el programa nuclear iraní antes de que concluya este mes.
Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here