Pollicita: »Los imputados, las víctimas de la AMIA y la gente merecen que se investigue»

El fiscal que impulsa la denuncia contra la Presidente aseguró que los dichos de Nisman «alcanzaban y sobraban para impulsar la investigación» que desestimó Rafecas. Está convencido de que el dictamen inicial fue escrito por el ex titular de la UFI-AMIA. Pidió que las 40 mil horas de escuchas sean valoradas en su totalidad.
Gerardo Pollicita, el fiscal que impulsó la denuncia de Alberto Nisman contra la Presidente y varios miembros de su Gobierno, explicó los motivos que lo llevaron a requerir la instrucción y a apelar la decisión del juez federal Daniel Rafecas de desestimar su dictamen.
«Ante dos posiciones distintas, los imputados, la gente, la sociedad y las víctimas de la AMIA merecen que se investigue», aseguró el fiscal Pollicita en diálogo con Reynaldo Sietecasey Romina Manguel en Vorterix.
El jurista explicó que un fiscal siempre tiene la obligación de impulsar la investigación pese a que el denunciante no haya presentado pruebas objetivas sobre sus dichos. En este caso concreto, Pollicita pidió 45 medidas de prueba con el objetivo de corroborar la veracidad de los hechos que habían sido denunciados por Nisman antes de su muerte.
«Un fiscal tiene la obligación de impulsar la investigación. Sea en este caso, o en una denuncia de «doña Rosa» contra su vecino. Cuando leo la denuncia, que es tan amplia, pedí que se realicen 45 medidas de prueba para corroborar estos datos», especificó.
Entre las medidas solicitadas, el fiscal pretende que se valoren las 40 mil horas de escuchas que había registrado la Secretaría de Inteligencia por pedido de Nisman y tras la autorización del juez federal Rodolfo Canicoba Corral. Esos diálogos fueron publicados esta semana por Infobae.
Pollicita requirió además que se secuestren todos los cables públicos y privados sobre las negociaciones diplomáticas entre la Argentina e Irán. Además pretende citar a numerosos testigos que fueron mencionados por el ex titular de la UFI-AMIA.
El fiscal Nisman denunció que la presidente Cristina Kirchner comandó una confabulación criminal para encubrir el atentado a la AMIA. El supuesto plan delictivo incluía el compromiso de que la Argentina firmase el pacto con Irán e impulsara la caída de las notas rojas de Interpol que ordenan la captura internacional de los sospechosos por la voladura de la mutual judía. A cambio, el Gobierno se beneficiaría con acuerdos comerciales.
El juez Rafecas consideró que no se ejecutó ninguna de las condiciones establecidas en el entendimiento secreto denunciado por Nisman y por ello rechazó el pedido para que se abra la instrucción de Pollicita. El fiscal de la causa aclaró que hay muchas posturas técnicas con respecto a ello, sin embargo exige que se abra la etapa probatoria para poder corroborar fehacientemente si hubo o no un principio de ejecución de los delitos mencionados.
Respuesta a Zaffaroni

El ex ministro de la Corte Suprema se sumó a las voces que dicen que Nisman no escribió el dictamen contra la Presidente. Pollicita no tiene dudas de que el escrito fue elaborado exclusivamente por el fiscal fallecido y su equipo de trabajo.
«Escuché al doctor Zaffaroni. Yo le sugiero que hable con su equipo de trabajo, yo me interioricé antes de hacer algo. No es que estoy convencido, no es una cuestión de íntima convicción, yo pregunté, averigüé y además conozco cómo escribe el doctor Nisman. Y hablé con las cuatro personas con las cuales elaboró esta presentación», aclaró.
Pollicita descartó, además, los argumentos de las personas que critican la denuncia porque no tiene pruebas concluyentes. «Él como denunciante no tiene que aportar pruebas, soy yo como fiscal el que las tiene que pedir y recién las debo valorar en el momento de pedir algún tipo de medida coercitiva; ahí sí ya no puedo ir con versiones periodísticas o afirmaciones meramente dogmáticas. Para impulsar la investigación, los dichos de Nisman alcanzaban y sobraban»,
sentenció.
Nisman vs. Nisman

El fiscal aclaró que a su entender los escritos hallados en la caja fuerte de Nisman no tienen ningún valor probatorio. En todo caso, pueden reflejar el pensamiento del funcionario judicial muerto en algún momento de su investigación. Rafecas utilizó el texto de estos dos escritos para marcar contradicciones en el análisis del ex titular de la UFI AMIA. El mismo argumento fue expuesto por la presidente Cristina Kirchner en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso.
«Yo no soy Nisman. No sé qué pensaba. Hay que desentrañar muchas cosas. Por eso pedí tantas pruebas y que se tenga en cuenta la opinión de quienes redactaron estos escritos con él y tenían órdenes precisas de qué debían hacer con esos documentos. Si mañana la Cámara dice que deben ser tratados, por supuesto que lo valoraré», analizó.
Sin presiones

El integrante del Ministerio Público agradeció el respaldo de la procuradora general de la NaciónAlejandra Gils Carbó. Dijo que en ningún momento se sintó condicionado y que no le molesta que los acusados se expresen contra sus dictámenes porque es lógico que se sientan injustamente agraviados.
«Yo tengo que ser franco, porque se habla mucho. Ella (Gils Carbó) me dijo que tiene un compromiso absoluto con la causa. Ayer vinieron los fiscales de la causa AMIA a ponerse a disposición. Me preguntaron cuánta gente preciso. Me asignaron el personal que tenía el doctor Nisman. Tengo apoyo. Hoy puedo decir eso y si algún día no lo tengo, lo diré. No me guardo nada», sentenció.
Y completó: «Hay gente que dice que soy un servicio, otros dicen que soy un golpista y otros creen que soy un héroe. No soy nada de eso: soy un fiscal que hace su trabajo y quiere explicar lo que está haciendo, que no es sencillo».
Fuente: Infobae

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here