La alianza de centroizquierda por delante de Netanyahu en las encuestas

La plataforma de centro-laborismo Campo Sionista liderada por Isaac Herzog se sitúa a tres puntos de ventaja del Likud del primer ministro, Biniamin Netanyahu, a una semana de las elecciones generales.

La encuesta publicada por el canal de la Kneset (Parlamento) y recogida por el diario «Haaretz» otorga 24 escaños a Herzog y su compañera de coalición, la ex ministra de Justicia y cabeza del centrista Hatnuá, Tzipi Livni, seguidos de cerca por el Likud con 21.

En tercera posición y con 14 escaños se sitúa el centrista Yesh Atid del ex ministro de Finanzas Yaid Lapid, sucedido con un diputado menos por la Lista Árabe Unida y el partido religioso nacional de Naftalí Bennett, Habait Haiehudí (Hogar Judío), con 12 escaños.

Otras formaciones, como los socio-liberales Kalunu o los partidos ultra ortodoxos Shas y Judaísmo Unido por la Torá obtendrían representación en la Cámara con 9, 7 y 6 parlamentarios, respectivamente, por delante de Israel Beitenu del ministro de Exteriores, Avigdor Lieberman, y de Meretz, ambos con 5 escaños.

Los datos, obtenidos de una muestra de más de 1.000 personas, arrojan luz sobre los posibles resultados que saldrían de las urnas dentro de una semana y una semana después del polémico discurso de Netanyahu ante el Congreso norteamericano.
Sin embargo, el Ejecutivo es liderado por el candidato con más capacidad para formar una coalición estable y no el más votado, lo que podría dejar la llave del Gobierno en partidos menores que concedan o retiren su respaldo a las dos principales formaciones.

De acuerdo a esta lógica, «Haaretz» apunta a que Herzog podría hacerse con el apoyo de 56 de los 120 parlamentarios para formar Gobierno frente a los 55 que conseguiría Netanyahu.

El bloque de centro-laborismo encontraría a sus principales aliados en Yesh Atid, la Lista Árabe Unida y Meretz, mientras que el primer ministro podría alcanzar su tercer mandato consecutivo de la mano de formaciones más nacionalistas como Habait Haiehudí, Israel Beitenu y los partidos religiosos.

Ante esta situación, el recién creado grupo Kalunu, liderado por el antiguo ministro de Comunicaciones y Asuntos Sociales Moshé Kahlon, un ex likudista, podría ser la bisagra para abrir la puerta del Gobierno.

Fuente: Aurora.com

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here