A sala llena se presentó el libro Serán la Vida homenajeando a las víctimas y sobrevivientes de la Shoá

El libro «Serán la Vida» auspiciado por la DAIA se dio a conocer al público en un salón del Colegio Público de Abogados, Corrientes 1441, en donde se realizó la presentación del ejemplar con la presencia de su impulsor Jaime Jacubovich.

La presentación que contó con la presencia de embajadores de Brasil, Holanda, Alemania, Hungría, Grecia, Rumania, Suiza, Croacia, Austria, Georgia, Holanda, Francia. Además estuvieron presentes Danny Lew, Benny Schneid y Fabián Udler, presidente, director ejecutivo y secretario general de la OSA respectivamente; Pablo Reisman, vicepresidente segundo por AMIA; Claudio Avruj y Alberto Hammerschlag, presidente y pro-tesorero del Museo del Holocausto respectivamente; la comisión directiva de la DAIA en su conjunto presidida por Julio Schlosser;Ariel Blufstein, encargado de relaciones diplomáticas de la DAIA e ideólogo de Serán la Vida, y el Comisario Daniel Pérez, jefe de unidad de Conductas Anti-Discriminatorias de la Policía Federal.

El acto estuvo signado bajo una profunda emoción y compromiso por la memoria por parte de todas las personas presentes en el acto de presentación del libro. El presidente de la DAIA fue el primero que tomó la palabra y remarcó: «Estamos acá para honrar a Jaime», y además con respecto al lugar elegido para llevar a cabo este evento señaló: «Quisimos que el lugar donde presentáramos el libro represente la vida y la justicia». Luego, la Organización Sionista Argentina le entregó un presente a Jaime Jacubovich por el aporte inconmensurable que hace para la comunidad judía y para la preservación de la memoria.

El impulsor del libro «Serán la Vida» contó los vaivenes del proyecto, como lo remarcó en la entrevista con VIS A VIS, y también aseguró: «Mientras yo viva haré todo lo que tenga en la mente. Este es el comienzo». Además señaló que cuando finalice la distribución en Argentina, planea llevarlo a países limítrofes como Uruguay y Brasil.

También tomo la palabra, Ariel Blusftein, quién dijo que la frase del nombre del libro lo pronunció una sobreviviente cuando nació su primer hijo. Además se mostró muy emocionado, en un momento del discurso, cuando mencionó a los sobrevivientes de los distintos países con los que trabajo en este proyecto que hoy se concretó a través de la publicación del libro. Por último, la DAIA le entregó una plaqueta a Jacubovich reconociendo su arduo trabajo.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here