El régimen sirio bombardea un campo de refugiados palestino para frenar al ISIS

Se trata del campo de Al Yarmuk, donde los yihadistas intentan hacerse del control. Se estima que entre 12.000 y 18.000 personas están asentadas en el lugar.
La aviación del Ejército sirio continuó esta madrugada el bombardeo de distintos emplazamientos del campo de refugiados palestinos de Al Yarmuk, en el sur de Damasco, donde el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS) intenta hacerse con el control, informaron hoy activistas.
El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que helicópteros del régimen lanzaron seis barriles de explosivos en las calles Nuh, Mansura y Oruba, cerca del Cementerio de los Mártires, en Al Yarmuk.
De esta manera, ascienden a 25 el número de barriles arrojados por las fuerzas armadas en los últimos tres días en el campo, en cuyo interiorse enfrenta el ISIS a la organización Aknaf Beit al Maqdis -una facción palestina opuesta al régimen de Bashar al Assad- y a otros grupos rebeldes sirios.
El ISIS difundió hoy varias fotografías en internet de sus combatientes aparentemente en el interior de Al Yarmuk. Los yihadistas, algunos de los cuales aparecen con pasamontañas y con armas, posan con banderas de la organización radical en algunos puntos del lugar, como la calle Al Yarmuk, la Mezquita de Al Wasim y un complejo de seguridad, que, según el ISIS, están bajo el control de sus milicianos. También han publicado una imagen de unos de los accesos al campo de refugiados.
El ISIS inició un ataque hace seis días para tomar el control de Al Yarmuk, a unos cinco kilómetros del centro de Damasco. Los extremistas se han hecho con el dominio de la mayor parte de su superficie, de hecho, el viernes el director de Asuntos Políticos de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Anuar Abdelhadi, indicó que controlaban el 90 % del campo.
Al Yarmuk sufre desde hace dos años el cerco del Ejército, y hasta ahora estaban presentes en su interior Aknaf Beit al Maqdis y el Frente al Nusra, filial siria de Al Qaeda, al que activistas y opositores acusan de haber ayudado al ISIS a entrar en el lugar, pese a que esta organización ha asegurado que se mantiene neutral.
Unas 160.000 personas habitaban el campo antes del comienzo del conflicto sirio en marzo de 2011. Su número ha descendido al menos a 18.000, aunque el director de Asuntos Políticos de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Anuar Abdelhadi, lo bajaba la semana pasada hasta 12.000.
Fuente: Clarín

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here