Arrestan a un albanés por el asesinato de un israelí en Berlín

Un albanés de 28 años fue detenido en conexión con el asesinato de un turista israelí en Berlín, anunció la policía alemana.
El sospechoso fue arrestado en la localidad de Usti Nad Labem, en la República Checa, cerca de la frontera con Alemania. Su nombre no fue dado a conocer.
La policía reveló que el albanés conoció a la víctima, Yosi Damari, de 22 años, en un hostel, donde el israelí se registró el 3 de abril pasado. Se sospecha que fue asesinado al día siguiente. Las fuerzas de seguridad alemanas habían emitido una orden europea de captura.
El cuerpo de Damari fue encontrado por un peatón, en las ruinas de un monasterio franciscano, destruido durante la Segunda Guerra Mundial. Había sido fuertemente golpeado en la cabeza y estaba irreconocible. Su pasaporte israelí fue hallado entre sus ropas.
La embajada de Israel dijo que Damari, oriundo de Petaj Tikva, buscó ayuda porque no tenía suficiente dinero para regresar.
“El hombre fallecido visitó la embajada de Israel el Viernes Santo (3 de abril) y lo ayudamos con algunas cuestiones”, apuntó una portavoz de la embajada.
El cónsul, Eyal Saso, le dijo al Canal 2, que la Embajada se contactó con la familia de Damari, y ellos acordaron su vuelo de regreso.
El cónsul apuntó que la embajada le dio a Damari una lista de lugares donde podía celebrar el primer seder de Pesaj (pascua judía) en la filial del movimiento jasídico Jabad.
La policía puntualizó que el lugar donde fue encontrado Damari, cerca de la Municipalidad de Berlín, suele ser frecuentado por sujetos vinculados al ambiente de las drogas; pero no se descarta que el asesinato pudiera haber sido un “crimen de odio”.
La policía precisó que Damaria sufrió “heridas masivas que le provocaron la muerte” y que “el cuerpo fue hallado en la escena del crimen”.
Un rabino de Berlín, expresó que el joven acudió a la comunidad judía en busca de comida y un lugar para dormir.
Líderes del movimiento jasídico Jabad relataron que le arreglaron un lugar para pernoctar en un centro comunitario – a menos de un kilómetro de donde la víctima fue hallada muerta-; pero que no regresó.
Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here