Presidente alemán agradece a los británicos la liberación de Bergen-Belsen

El presidente alemán, Joachim Gauck, agradeció a los soldados británicos que liberaron hace 70 años el campo de concentración de Begen-Belsen, uno de los horrores de la barbarie nazi y de la catástrofe humanitaria que significó el nacionalsocialismo.

«Los soldados británicos eran los embajadores de una cultura democrática que no pensaba en la venganza, sino en lograr que el derecho y la dignidad humana volvieran a tener vigencia en Alemania», dijo Gauck durante la conmemoración de los 70 años de liberación del campo.

Bergen-Belsen, al igual que otros campos como Buchenwald o Dachau, son lugares que evocan, según Gauck la «culpa inconmensurable» de los alemanes.

Actualmente, según el independiente Gauck, Alemania forma parte de una comunidad que profesa la defensa de la dignidad humana.

«Allí donde podamos, tenemos que poner fin a la injusticia», dijo Gauck en un acto celebrado en el antiguo campo de concentración.

El presidente del Consejo Mundial Judío, Ronald Lauder, lamentó el resurgimiento del antisemitismo que se ve en Europa y otras partes del mundo, según señaló en el acto.

Ello se aprecia, dijo, en que un joven judío con kipa no puede recorrer las calles de París o de Londres sin temer por su vida, en los escaños que ganan los neonazis en Hungría y Grecia y en la constantes amenazas de Irán contra Israel.

«Cuando salgan de este campo por última vez, recuerden que hay una nueva generación de judíos que se ha comprometido a asegurar que pueblo judío no vuelve a ser jamás víctima de algo semejante», dijo Lauder.

El campo de concentración de Bergen-Belsen, en el norte de Alemania, fue construido durante la II Guerra Mundial y a él fueron deportados más de 200.000 personas, de las que murieron cerca de 20.000 prisioneros de guerra y 52.000 perseguidos por razones raciales o políticas.

Fuente: EFE

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here