Comenzó el juicio en Irán a un periodista acusado de espionaje contra la República Islámica

El reportero Jason Rezaian, que lleva más de 10 meses detenido, es acusado de espionaje y propaganda contra la república islámica.
El juicio a puertas cerradas de un periodista iraní-estadunidense del periódico The Washington Post, que lleva más de 10 meses detenido, comenzó el martes en Irán en un tribunal que instruye casos de seguridad.
El juicio a Jason Rezaian comenzó en un Tribunal Revolucionario, indicó la agencia oficial de noticias iraní IRNA, señalando que se le acusa de espionaje y propaganda contra la república islámica.
Rezaian, su esposa Yenageh Salehi y dos fotoperiodistas fueron detenidos el 22 de julio en Teherán.
Todos fueron liberados después excepto Rezaian, que nació y pasó la mayor parte de su vida en Estados Unidos y tiene la doble ciudadanía estadunidense e iraní. Irán no reconoce otras nacionalidades de sus ciudadanos.
Las autoridades estadunidenses han presionado para que se libere a Rezaian y otros estadunidenses encarcelados en Irán, también en conversaciones paralelas a las negociaciones sobre el programa nuclear iraní.
Teherán y varias potencias mundiales esperan llegar a un acuerdo sobre el programa a finales de junio.
El hecho de que el juicio de Jason haya sido cerrado al público, incluida su familia cercana, encaja en el patrón de completa falta de transparencia y debido proceso que hemos visto desde que Jason fuese detenido”, indicó Bernadette Meehan, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, en un comunicado.
Meehan reiteró que los cargos presentados contra Rezaian son “absurdos” y “que no debería haber sido detenido ni llevado a juicio en primer lugar”.
Por su parte, The Washington Post ha criticado la detención del reportero y la instrucción del caso.
Se ha impedido que la madre y la esposa del periodista asistan al juicio, y la solicitud de visado para viajar a Irán de un editor destacado quedó sin respuesta, señaló el diario.
No hay justicia en este sistema, ni un ápice, y a pesar de todo el destino de un hombre bueno e inocente está en juego”, dijo en un comunicado el editor ejecutivo de The Washington Post, Martin Baron.
Irán está haciendo una declaración sobre sus valores en su deshonroso tratamiento a nuestro colega, y sólo puede horrorizar a la comunidad internacional”, denunció.
El abogado de Rezaian dijo la semana pasada que también se juzgará a Salehi, reportera del periódico The Nationalen Abu Dhabi, y a un fotógrafo independiente que trabajaba para medios extranjeros. El nombre del fotógrafo no se ha hecho público.
El juez asignado al caso de Rezaian, Abolghassem Salavati, es conocido por sus duras sentencias.
Ha instruido muchos casos de sensibilidad política, incluyendo procesos a manifestantes que protestaron tras las elecciones presidenciales de 2009.
Fuente: Excélsior

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here