La empresa Orange busca sumarse al boicot contra Israel

El director ejecutivo de la multinacional francesa de telefonía celular Orange Stephane Richard manifestó que terminaría la relación de su compañía con el operador israelí (paga para usar su nombre) “mañana” si pudiera; pero teme que si lo hace sería un “gran riesgo” en términos de punitivos financieros.
Richard realizó esas declaraciones durante una conferencia en El Cairo donde expuso los planes de Orange para los próximos años en Egipto. El director ejecutivo de la empresa francesa dijo que la intención de la compañía es retirar la marca Orange de Israel lo antes posible; pero que esa medida tomará tiempo.
“Nuestra intención es retirarnos de Israel. Tomará tiempo” pero “seguramente lo haremos”, expresó. “Estoy listo para hacerlo mañana por la mañana… pero sin exponer a Orange a inmensos riesgos”.
Las declaraciones del ejecutivo francés tienen lugar en tanto que los líderes israelíes parecen empezar a despertarse sobre el alcance del accionar del movimiento pro-palestino Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), que busca deslegitimar y aislar a Israel.
La viceministra, Tzipi Hotovely, escribió al director ejecutivo de Orange pidiéndole aclaraciones.
“Debo admitir que he sido tomada por sorpresa por esos reportes que no provienen de una empresa global responsable como Orange”, escribió.
«Estoy segura de que estos informes no reflejan la intención de su empresa. Por consiguiente, le insto a clarificar el asunto tan pronto como sea posible».
El diputado Yair Lapid, líder del partido opositor Yesh Atid, criticó a Richard por sus comentarios, y pidió a la estatal France Telecom, que posee el paquete accionario mayoritario en Orange, que se distancie de sus declaraciones.
«Es una hipocresía del grado más alto», apuntó Lapid. «No recuerdo que tenga problema para hacer dinero aquí y sacar provecho de los ciudadanos israelíes. El Estado de Israel es una isla de cordura en este vecindario difícil y ciertamente no aceptaremos lecciones de moralidad de alguien tan santurrón y distante».
Las organizaciones francesas de derechos humanos han estado presionando a su gobierno, que tiene una cuarta parte de las acciones de Orange, y a la propia empresa, para ponga fin a la relación por las actividades de Partner Comunicaciones Ltd. en los asentamientos israelíes, en Cisjordania (Judea y Samaria).
El operador es uno de los tres proveedores más grandes de telefonía celular en Israel, y está disponible en los asentamientos.
El director ejecutivo de Partner, Haim Romano, dijo que su compañía tiene un acuerdo para usar el nombre de Orange por diez años más, y que el contrato fue recientemente renovado.
Romano declaró que su empresa lamenta las declaraciones de Stephane Richard y teme que pueda perjudicar a su compañía y desatar la ira de los abonados israelíes.
En Egipto, la franquicia local de Orange, Mobinil, ha sido también presionada por las protestas de los activistas del BDS debido a los negocios del gigante francés en Israel.
Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here