Grupos renegados de Gaza intervienen en la relación Hamas-Israel. Por Avi Issacharoff

Los gobernantes de la Franja de Gaza y el Estado judío tienen interés de conservar la paz, pero los salafistas poseen otros planes.

El gobierno israelí considera a Hamas responsable del lanzamiento de cohetes contra el sur de Israel. Esto puede sonar un tanto dramático, pero en realidad es una declaración básicamente sin sentido. No sólo que Hamas no ha propiciado los ataques, sino que el gobierno israelí está interesado en mantener el controlde la organización sobre la Franja de Gaza.
Como era de esperarse, los ataques a infraestructuras terroristas en respuesta a los cohetes no han causado víctimas. Hamas ya conoce el procedimiento:cuando los cohetes golpean territorio israelí, la organización evacua sus posiciones, el ejército israelí ataca objetivos vacantes, y todo vuelve a la normalidad hasta la siguiente ronda.
Oficiales de la defensa que informaron a los medios israelíes mencionaron la lucha interna entre Hamas y salafistas en Gaza como parte de los antecedentesque condujeron a los recientes ataques con cohetes. La conclusión es que,mientras los residentes del sur de Israel dicen que no están dispuestos a convertirse en rehenes de los conflictos entre las organizaciones en Gaza, de hecho ya lo son.
Lo mismo sucedió hace dos semanas, cuando una discusión entre dos altos mandos de la Yihad Islámica llevó al lanzamiento de un cohete en Be‘er Tuvia, cerca de Ashdod. Al parecer, ese fue el caso del pasado miércoles: los salafistas amenazaron con responder dentro de 48 horas por el asesinato de uno de sus activistas en manos de las fuerzas de seguridad de Hamas. Mientras que uno puede pensar que la represalia salafista apuntaría a posiciones de Hamas en la Franja, ahora está claro que la respuesta preferida es lanzar cohetes contra Israel. Incluso los grupos yihadistas se han dado cuenta que la prioridad principal de Hamas en este momento es mantener la paz.
Irónicamente, Israel en los últimos meses ha sido la principal fuente de vida del régimen de Hamas en la Franja de Gaza. Por otra parte, el Estado judío es prácticamente el único actor regional y global interesado en mantener a Hamas en el poder. El volumen de mercancías que entran en Gaza desde Israel está enconstantemente aumento. El Coordinador de las FDI para las Actividades Gubernamentales en los Territorios, Mayor General Yoav Mordejai aprobórecientemente la transferencia de materiales de doble uso en la Franja, a pesar de que algunos de estos materiales pueden ser utilizados para producir armas. Mordejai opera bajo la premisa que las actividades terroristas disminuirán a medida que mejore la situación humanitaria en la Franja.
En una conferencia de prensa organizada por Mohammed al-Imad, enviado de Qatar a Gaza, el diplomático elogió al oficial israelí por permitir la entrada de los materiales a la Franja. Tal vez el entusiasmo del diplomático qatarí puede ser visto en el contexto de una petición palestina para establecer un gasoducto entre Israel y Gaza, que incluirá la construcción de instalaciones especiales en el lado israelí a fin de aumentar el suministro de energía a las plantas de la Franja. Menos de un año después de la última guerra entre las dos partes, la relación entre Israel y Hamas está floreciendo. Lástima que las organizaciones salafistasintentan ponerle freno.
En este sentido, también es difícil no tener en cuenta las recientes afirmaciones hechas por funcionarios de la Autoridad Palestina. Ellos afirman repetidamente que Israel está involucrado en conversaciones con Hamas sobre un alto al fuegoa largo plazo, dejando a un lado las negociaciones con la Autoridad Palestina. La AP ha citado a funcionarios israelíes específicos, cuyos nombres no han sidopublicados, quienes supuestamente conversan directamente con Hamas a fin de recuperar los restos de los soldados israelíes que murieron en Gaza y lograr un acuerdo de cese al fuego prolongado.
La verdad es que, en la práctica, dicho acuerdo ya está en marcha. Por el momento, Hamas está tratando, sin éxito, de mantener la calma, mientras que Israel sigue fiel al principio de “calma conducirá a calma”, y ha proporcionado una serie de beneficios económicos para ayudar a Hamas a consolidar su dominio sobre la Franja.
Mientras tanto, los residentes del sur de Israel no pueden esperar una verdaderatranquilidad. Conflictos entre dos clanes o facciones rivales a menudo terminan en lanzamiento de cohetes contra israelíes. Las respuestas israelíes, sobre todo debido a la opinión pública, probablemente se intensificarán con el tiempo, al igual que los ataques desde la Franja. Y así, a pasos de tortuga, Hamas e Israel se acercan a la siguiente ronda de la violencia.
Fuente: Times of Israel

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here