Artistas israelíes firman petición contra censura »antidemocrática»

Cientos de artistas israelíes de diversas áreas firmaron una petición en protesta por lo que ellos denominan “medidas anti-democráticas” adoptadas por ministerios gubernamentales hacia miembros de la comunidad artística, cuyas obras “no se ajustan a las imposiciones delgobierno.”
La petición, titulada “La lista negra: Los miembros de la comunidad artística no serán silenciados,” fue firmada por decenas de personalidades de la cultura israelí, entre ellos la veterana actriz Gila Almagor, la cineasta Ronit Elkabetz, elescritor Yehonatan Geffen y el reconocido actor y director Moni Moshonov.
“Nosotros, los abajo firmantes – hombres y mujeres artistas de todos los campos (incluyendo cine, teatro, artes plásticas, música, literatura, danza y arquitectura) – protestamos contra las medidas antidemocráticas adoptadas por los ministerios gubernamentales en las últimas semanas contra miembros de lacomunidad artística cuyas obras y visiones del mundo no se ajustan con la tónica dominante en esos ministerios.”
La petición manifiesta que los artistas “continuarán afrontando la realidad, expresando nuestras opiniones y obedeciendo los dictados de nuestra conciencia, aunque tengamos que pagar un precio por ello.”
La carta concluye con la esperanza de que Israel no se transformará en un paísque pone en lista negra a artistas que expresan sus opiniones. “Pero en caso de que eso suceda, he aquí la lista,” concluye desafiante.
Moshonov dijo al sitio de noticias Ynet que firmó la petición porque “el significadoy los peligros de declaraciones radicales en torno la cultura, la libertad de pensamiento y de expresión deben explicarse.”
La protesta comenzó cuando la familia de Moshé Tamam, un soldado que fue secuestrado, torturado y asesinado en 1984, descubrió que el teatro al-Midan en la ciudad de Haifa fue escenificaba una obra de teatro titulada “Tiempo Paralelo” que se inspira en la prisión de su asesino, Walid Daka, un miembro de la minoría árabe de Israel. La obra se presenta a estudiantes de secundaria como parte delprograma cultural financiado por el estado.
El Ministro de Educación Naftali Bennett ordenó descalificar la obra de inmediato, diciendo que Israel no debe financiar o apoyar algo tan ofensivo.
Posteriormente, la Ministra de Cultura y Deporte Miri Regev amenazó con suspender la financiación del gobierno para el Teatro de Elmina en Jaffa luego de que su fundador, el reconocido actor árabe israelí Norman Issa, se negó aactuar en un asentamiento judío del Valle del Jordán. Regev se retractó de su amenaza cuando Issa revirtió su decisión.


Fuente: Times of Israel

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here