Laura Alonso: «Si la jueza Figueroa no llegara a tener listo el dictamen por el memorándum, el martes, quedará clara la maniobra»

La diputada por el PRO, Laura Alonso dialogó en EXCLUSIVA CON LA CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS acerca de la votación que realizó, el día de ayer, el Consejo de la Magistratura que determinó remover al juez subrogante Luis María Cabral, quien se desempeñaba en la causa por la inconstituionalidad del memorándum con Irán en la Sala I de la Cámara Federal de Casación. Además aseguró que van a denunciar penalmente a los consejeros que votaron está medida .

– ¿Qué opinión te merece la votación del Consejo de la Magistratura?

– Es arbitraria e inconstitucional. Vamos a denunciar penalmente a los consejeros que la votaron. Viola la garantía de juez natural prevista en la Constitución Nacional. Más allá de que Cabral subrogaba el juzgado está cubierto por la garantía de estabilidad hasta tanto se designe un juez permanente bajo el procedimiento de selección previsto en la Carta Magna. Esta maniobra es de una bajeza e inmoralidad indescriptibles. Al gobierno sólo le importa salvar su pellejo y mantener lo que queda de la mentira a cualquier precio.

Judicialmente, ¿Esto puede perjudicar el dictamen de la inconstitucionalidad del memorándum? ¿Porqué?

– El martes debe leerse la sentencia como fue previsto. La maniobra dilatoria del 8 de abril pidiendo una nueva traducción hasta la suspensión sospechosa de lectura de la sentencia, el pasado 22, nos muestran que se preparó el terreno para la decisión arbitraria que tomó el Consejo. La jueza Figueroa debe rendir cuentas de su desempeño. El vicepresidente del Tribunal ha manifestado las irregularidades de la actuación de la jueza. El martes debe leerse la sentencia porque los votos de Gemignani y Cabral ya estaban listos y presentados. Si Figueroa no lo llegara a tenerlo listo, quedará clara la maniobra y la denunciaremos en el Consejo de la Magistratura.
La querella tiene derecho a que se cumpla la garantía constitucional de juez natural y Cabral lo es en esta causa porque su voto ya fue presentado y porque intervino en ella desde que la demanda por inconstitucionalidad del memorándum llegó a ese tribunal. Si al gobierno no le gusta el fallo, que vaya a la Corte y lo apele. Lo que no puede es violar la Constitución, para retrasar la decisión o modificarla, con un juez amigo y violar garantías constitucionales. La única decisión válida es la que tome el tribunal original.

– Teniendo en cuenta que el juez Cabral iba a fallar en favor de la inconstitucionalidad del memorándum ¿Crees que el gobierno quiso embarrar la cancha y hacer que se retracten con esta medida?

– La mano negra del gobierno siempre estuvo presente. Se empeñan en defender un acuerdo que a Irán no le interesa porque Argentina no cumplió con el objetivo de lograr la caída de las alertas rojas de Interpol. Irán sólo buscó eso y cuando no lo logró, se retiró de la mesa. El gobierno argentino no puede aceptar otra derrota judicial y por eso montó, con la colaboración estratégica de la jueza Figueroa y la mayoría K en el Consejo, este nuevo ataque sobre la justicia. Es vergonzoso y escandaloso. La inmoralidad de esta pesadilla va desde la reunión secreta de Aleppo entre Timerman y Salehi en enero de 2011, pasando por la muerte del fiscal Nisman y esta última maniobra que muestra la total indefensión de víctimas y familiares del atentado a la AMIA que siguen buscando respuestas. Es de extrema gravedad institucional por parte de un gobierno que no conoce límites. Espero que el Poder Judicial actúe para garantizar a Cabral como juez natural de la causa. Si debe intervenir la Corte, sería constitucionalmente saludable que lo haga y rápido, ya sea por pedido del fiscal o de la parte querellante.