El Espacio de Arte de AMIA inaugura dos muestras en el Centro Cultural Recoleta

A pocos días de cumplirse un nuevo aniversario del atentado contra la institución, el miércoles 1º de julio a las 18, el Espacio de Arte AMIA inaugurará las muestras «Memoria Ilustrada», de Buenos Aires Stencil, y «Carro de la Memoria», de Jorge Caterbetti, en el Centro Cultural Recoleta, ubicado en Junín 1930. La inauguración será en la Sala 12 y Microespacio, respectivamente.
“Las muestras forman parte de las acciones por la memoria que venimos desarrollando para promover la intervención del arte como herramienta de exigencia de justicia y verdad”, destacó Elio Kapszuk, responsable del Espacio de Arte AMIA.
Hasta el domingo 2 de agosto, las muestras pueden visitarse de martes a viernes de 13.30 a 20.30 hs; y sábados, domingos y feriados de 11.30 a 20.30 hs.

Microespacio: «Carro de la Memoria»

Caterbetti2 (1)
Un austero carro de madera, hierro y soga soporta sobre su estructura cajas con los expedientes de la causa AMIA, contiene material de las distintas instancias del proceso judicial que busca revelar los motivos del atentado, la identidad de los ejecutores, colaboradores, instigadores y encubridores sin ninguna respuesta hasta el presente. La particularidad de este carro, obra de Jorge Caterbetti, es que sus ruedas fueron confeccionadas por estudiantes de escuelas secundarias a partir de copias de expedientes convertidos en sólidos rollos. Junto al Carro de la Memoria se exhibe un audiovisual sobre el proceso de creación de la obra y la performance urbana llevada a cabo el 11 de julio de 2013, día en que unos 300 jóvenes de escuelas judías y no judías, privadas y públicas empujaron el carro desde el Hospital de Clínicas hasta las puertas mismas de la AMIA, en Pasteur 633.

Sala 12: “AMIA – Memoria Ilustrada”
Como conmemoración frente a los 21 años del atentado a la AMIA, el colectivo de artistas Buenos Aires Stencil propone un homenaje a las víctimas y, a la vez, una dura denuncia a la impunidad. Nacido en el año 2001, BA Stencil está integrado por un colectivo de artistas pioneros en llevar esténciles a las calles de la ciudad, motivados por el potencial de la técnica. A pesar de no firmar sus obras, su estilo característico ha logrado una gran cantidad de adeptos a lo largo de los años. Considera que la colaboración y el trabajo colectivo es lo que le da al arte urbano un gran poder y alta capacidad de impacto, y por ello insisten en producir en conjunto. El “hazlo tú mismo” es el norte y se ve reflejado en la organización, producción y distribución de sus trabajos.