Walmart pidió disculpas tras el papelón con una «torta de ISIS»

La cadena de supermercados Walmart debió disculparse públicamente con un cliente luego de realizar una torta con la bandera del grupo terrorista Estado Islámico como diseño principal. Sin embargo, la empresa habría caído en la trampa de un hombre furioso luego de que la compañía rehusara confeccionar un pastel con la insignia confederada tal como deseaba en un principio.

El pasado jueves Chuck Netzhammer, de Louisiana, había encargado un pastel con el diseño de la bandera confederada -en la mira de las autoridades luego de la masacre de Charleston- con la frase «Herencia, no odio». Sin embargo, desde Walmart le enviaron una nota con la negativa a realizar dicho encargo, según reportó la cadena de noticias ABC.
Horas después de haberse conocido la respuesta de la sucursal de Slidell, Netzhammer ridiculizó a Walmart al enviar un nuevo pedido con el símbolo máximo de ISIS: la bandera de guerra negra. La torta fue hecha al instante y enviada a su cliente.
«Esta es la bandera de guerra de ISIS, que cualquiera puede comprar en Walmart», señaló el corpulento hombre, enojado con la tienda comercial de su pueblo en el sur de los Estados Unidos.
La semana pasada empresas como Walmart, Amazon y eBay -entre otras- anunciaron que prohibirían la venta de cualquier tipo de elemento que recuerde a esa bandera y las diferencias raciales que aún persisten en algunos estados de EEUU. En un comunicado, la firma de tiendas más grande del país señaló: «Nunca quisimos ofender a nadie con los productos que ofrecemos. Hemos dado pasos para sacar todos los items que promuevan la bandera confederada de nuestros locales o nuestro sitio web».
Respecto al diseño hecho sobre ISIS, Walmart aclaró: «Un empleado en un local comercial no sabía qué significaba el diseño y cometió un error. La torta no debió haberse hecho y pedimos disculpas».
Netzhammer subió un video ilustrativo mostrando la negativa de Walmart a acceder a confeccionar un pastel con la bandera confederada y el visto bueno a la de ISIS. La grabación de casi dos minutos se viralizó y la empresa debió aclarar la insólita situación.
Fuente: Infobae