Israel felicitó la abstención de India en la votación de ONU sobre el informe de Gaza

La decisión de la India de abstenerse en la votación sobre una resolución de la ONU de condenar a Israel sobre posibles crímenes de guerra en la Franja de Gaza es vista en Jerusalén como una victoria diplomática y como otro paso decisivo en el acercamiento entre ambos países, desde que el primer ministro indio Narendra Modi, fuera electo el año pasado.

Durante décadas, la India ha sido una de las fuerzas líderes de la alianza de los países no alineados, que votaban contra Israel en todos los foros internacionales. Esta vez, la India fue uno de los cinco países que se abstuvo cuando el Consejo de Derechos Humanos de la ONU votó a favor de adoptar el informe de la Comisión Investigadora sobre el Conflicto de Gaza.

Incluso países amigos de Israel, tales como Francia, Alemania, Gran Bretaña y Holanda, estuvieron entre los 41 estados que votaron a favor de la moción redactada por los palestinos y las naciones árabes. Kenia, Etiopía, Macedonia, India y Paraguay se abstuvieron. Estados Unidos fue el único país que se puso del lado de Israel y votó en contra.

Fuentes diplomáticas de Jerusalén destacaron que la abstención de la India es un “logro importante y sin precedentes”, y enfatizaron que el primer ministro, Biniamín Netanyahu, se puso personalmente en contacto con Modi, instándolo a que tome esa decisión.

Los vínculos entre la India e Israel se están fortaleciendo. A principios de este año, Moshé Yaalón se convirtió en el primer ministro de Defensa de Israel que haya visitado alguna vez la India; en tanto que Modi tiene planeado realizar una visita histórica a Israel este año. Modi y Netanyahu se reunieron el año pasado, durante la Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York, indicando que “el cielo es el límite” en las relaciones entre la India e Israel.

No obstante, la India explicó su abstención señalando que se debió a que la resolución que llama a Israel y a Hamás a cooperar con la investigación sobre posibles crímenes de la Corte Penal Internacional de La Haya –una organización que Nueva Delhi no reconoce de la que tampoco es miembro-.

Aunque la reacción de la India podría explicarse a raíz de la rápida condena que surgió de la oposición que acusó al gobierno indio de revertir completamente la política de la India con respecto al conflicto israelí-palestino.

El secretario general del partido indio CPI, Sitaram Yechury, manifestó al diario Hindu Times, que “el gobierno debería retirarse de esa posición y extender su solidaridad hacia Palestina”.

En tanto que el ministro de Exteriores indio, Sushma Swaraj, negó que su gobierno haya cambiado la política con respecto al conflicto palestino-israelí.

Fuente: Aurora