Obama: »Para derrotar a grupos terroristas como ISIS hay que desacreditar su ideología»

El presidente de EEUU explicó que hay que acabar con la «campaña de odio» del grupo yihadista. «La fuerza militar sola no los vencerá, hay que tener elementos políticos y económicos», aseguró.

Barack Obama ofreció un balance de su estrategia en la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico (ISIS). Según declaró, el principal desafío de EEUU es enfrentar a las células pequeñas de terroristas o los lobos solitarios. Conforme explicó, EEUU ha logrado contener ataques a grandes escalas como el del 11S pero el reto es detener la «campaña de odio» del yihadismo.

«Tenemos que reconocer que ISIS fue eficiente reclutando gente de todo el mundo, incluso estadounidenses. Y apunta a comunidades musulmanas de todo el mundo», afirmó Obama y aclaró que sólo con fuerzas militares no se puede combatir una ideología. «Hay que tener mejores ideas», aseguró.

El presidente estadounidense aseguró, además, que los reciente avances frente a los yihadistas demuestran que el grupo puede ser derrotado. Obama, que visitó hoy el Pentágono para repasar la estrategia contra el ISIS, aseguró que esa organización yihadista es un grupo «oportunista» que puede ser derrotado, aunque ese objetivo «no será rápido» ni fácil y requerirá tiempo.

«Lo que también es claro es que no hay volumen de fuerzas militares que puedan acabar con el ISIS sin un esfuerzo político y económico con aliados», explicó Obama, quien consideró que los planes estadounidenses en su guerra contra los yihadistas sunitas está funcionando.

Los cazas estadounidenses y de la coalición internacional liderada por Estados Unidos intensificaron este fin de semana los ataques aéreos en la ciudad de Al Raqqa (Siria), la capital de facto de los yihadistas suníes.

Solo el 4 de julio, 18 bombardeos acabaron con vehículos y puentes bajo el control del ISIS, pero se desconoce si consiguieron acabar con altos mandos yihadistas entre los más de una veintena de militantes muertos en los ataques, según datos del Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

El presidente de EE.UU. subrayó que esta estrategia está dando frutos, pese a los «reveses» en Ramadi (Irak) y Palmira (Siria). «Llevará tiempo eliminarlos (a los yihadistas), y esa deberá ser la labor de fuerzas locales ayudadas desde el aire por la coalición», señaló Obama.

El pasado 10 de junio, Obama autorizó el envío a Irak de hasta 450 militares más y el establecimiento en la provincia de Al Anbar de un nuevo centro de entrenamiento para las fuerzas de seguridad locales, en un intento por reforzar la campaña antiyihadista tras varios reveses, como la pérdida de Ramadi. Ese fue el primer aumento de tropas en Irak desde diciembre y elevó a 3.550 el número total de instructores militares estadounidenses desplegados en el país para entrenar y asesorar a las fuerzas de seguridad locales que luchan contra el ISIS. «Por suerte cada vez hay más voluntarios sunitas», afirmó Obama.

Varios republicanos, entre ellos el senador y ex candidato presidencial John McCain, apoyan una misión de combate estadounidense sobre el terreno en Irak, algo que Obama sigue rechazando tras casi once meses de bombardeos aéreos de la coalición internacional contra los yihadistas sunitas.

Fuente: Infobae