Nuevo foco de tensión entre Israel y la Argentina. Por Martín Dinatale

En medio de la tensión existente entre la comunidad judía y el Gobierno por la indefinición judicial sobre la validez del memorándum firmado entre Irán y la Argentina por la causa AMIA, la diplomacia de Israel sumó ayer un nuevo eje de fricción con la presidenta Cristina Kirchner a partir de «conceptos antisemitas» que vertió la jefa del Estado.

Según pudo saber LA NACION de fuentes de la Cancillería, la diplomacia israelí dejó trascender al Gobierno su malestar con la Presidenta por deslizar comentarios que alientan el antisemitismo.

El llamado de atención de Israel hacia la Argentina se originó en un comentario que hizo la Presidenta la semana pasada a un grupo de chicos de la villa 20, a quienes les recomendó leer El mercader de Venecia para entender a los fondos buitre. «La usura y los chupasangre ya fueron inmortalizados por la mejor literatura hace siglos», escribió Cristina Kirchner en su Twitter sobre la obra teatral de William Shakespeare que tiene a un usurero judío como protagonista. Ello generó un fuerte malestar de la DAIA y la AMIA, que rechazaron los comentarios presidenciales por estar cargados de antisemitismo.

Pero, no conforme con ello, el domingo por la noche la Presidenta volvió a tuitear sobre el tema. Escribió que el 12 y el 13 de junio de 2013 la embajada de Israel en España había presentado la obra El mercader de Venecia representada por Habima, Teatro Nacional de Israel. «Quién invitaba… La Embajada de Israel en España. Se nota q en Israel les gusta la buena literatura y el mejor teatro», dijo Cristina Kirchner.

Las expresiones presidenciales desataron cierto malestar en la diplomacia israelí, que ayer dejó trascender un postulado global que reitera ante este tipo de casos.

«La humanidad ha sido testigo de innumerables catástrofes que se han suscitado a la luz de la extensión de preconceptos y mitos sociales. La xenofobia y el racismo son la expresión de esos desaciertos», dijeron. A la vez, aclararon que «en una época en que se cometen numerosos actos antisemitas en el mundo, el Estado de Israel considera relevante prestar particular atención en educar en valores universales, siendo precavidos en la utilización de términos o mensajes que pudieran fortalecer dichos prejuicios», deslizó la diplomacia de Tel Aviv a la Cancillería. Fuentes del Palacio San Martín dijeron que se tomó nota de esos comentarios.

Pero en la embajada de Israel en Buenos Aires sólo se limitaron a expresar «sin comentarios» cuando LA NACION consultó por el tema. Se supo que hasta ahora no hubo un llamado de atención formal de Tel Aviv a Buenos Aires y que todo quedó en el ámbito de comentarios informales.

No obstante, las expresiones de Cristina Kirchner que molestaron primero a la AMIA y a la DAIA y luego a la diplomacia israelí fueron temas que sobrevolaron en la reunión que mantuvo anteayer el secretario de Estado para America latina de Israel, Shmulik Baas, que visitó la Argentina. En el encuentro con autoridades de la Cancillería y del Congreso, el funcionario israelí también quiso interiorizarse sobre el futuro del memorándum que firmó la Argentina con Irán por la causa AMIA que está empantanado por una dura batalla judicial librada entre el kirchnerismo y los fiscales federales independientes. Israel ya se pronunció en contra del polémico memorándum.

Fuente: Lanación.com- Por Martín Dinatale