Las potencias e Irán firmaron un acuerdo por el plan nuclear

El Grupo 5+1 e Irán lograron en Viena un acuerdo que limita el programa nuclear iraní a cambio de un levantamiento de las sanciones. El régimen de los ayatolás preserva la capacidad de producir energía nuclear y se legitima en el concierto de las naciones.

Según lo expresado por el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, el acuerdo frena el acceso de los iraníes a la bomba atómica: «Hemos frenado la expansión de las armas nucleares en Oriente Próximo. Este acuerdo nos ofrece la oportunidad de avanzar en una nueva dirección. Deberíamos aprovecharla».

A su vez, se reestablecieron las relaciones diplomáticas entre Washington y Teherán después de más de 35 años.

Los negociadores se pusieron de acuerdo en un texto de unas 100 páginas: 20 del documento básico más 80 de anexos. La Unión Europea, primero representada por Javier Solana, después por Catherine Ashton, y en Viena por la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, ha tenido un papel clave en el proceso.

El resultado más inmediato de Viena es impedir, durante un mínimo de diez años, el acceso de Irán a la bomba nuclear. El acuerdo frena, aunque sea temporalmente, la proliferación nuclear en una de las regiones más inestables del planeta. La ONU se asegurará de que los iraníes reducen su capacidad para enriquecer uranio y plutonio —combustible necesario para fabricar la bomba— mediante un régimen de inspecciones intensivo.

De esta forma, Irán logra desprenderse de las mayores sanciones que ningún país soporte hoy, sanciones que lo aislaron internacionalmente y ahogaron su economía.

Cabe destacar que el Congreso de EE.UU., de mayoría republicana, tiene 60 días para revisar el documento final y después aprobarlo o rechazarlo. Previsiblemente lo rechazará, pero Obama pretende vetarlo haciendo uso de sus prerrogativas presidenciales. El veto es irrevocable a menos que los oponentes del acuerdo recojan dos tercios de votos.

Foto: AFP