Julián Schvindlerman sobre el plan nuclear iraní: «Considero que es un muy mal acuerdo»

ENTREVISTA AL INTERNACIONALISTA JULIAN SCHVINDLERMAN.

El analista internacional Julián Schvindlerman dialogó en exclusiva con la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS luego que el G5+1 y Teherán rubricaran el acuerdo por el plan nuclear de Irán, y se mostró en contra de lo firmado, además de señalar que el mismo «perjudica a Israel».

– ¿Qué evaluación hace del acuerdo nuclear firmado en Viena?

Considero que es un muy mal acuerdo por tres motivos: 1) se pactó con un régimen que no es confiable: negador del Holocausto, teocrático-represor y promotor de terrorismo regional y global. 2) Por fuera del pacto quedaron temas de suma importancia, como la cuestión de los misiles balísticos intercontinentales, cuya funcionalidad básica es transportar cabezas nucleares a larga distancia, y que Teherán seguirá desarrollando. 3) Lo acordado es imperfecto. Contiene elementos positivos, pero muchos más realmente negativos.

– ¿A quién favorece? ¿A quién perjudica?

Favorece a Irán sin dudas, pues lo legitima como una potencia futura nuclear; lo reinserta en la familia de las naciones como un país normal, cosa que no es; y le hará más próspero, pues las sanciones económicas serán levantadas para fin de año, recuperará más de cien mil millones de dólares congelados en el exterior y podrá reexportar petróleo a los niveles anteriores y recibir inversión internacional. Perjudica especialmente a Israel, que es una nación amenazada de muerte por Irán, y a los países sunitas que históricamente recelaron de la potencia chií.

– El hecho de que Estados Unidos y Teherán vuelven a entablar relaciones diplomáticas ¿Puede cambiar el panorama político y comercial de Medio Oriente?

Aún no han entablado relaciones diplomáticas, eso podrá, o no, suceder a futuro. Por el momento han firmado un pacto en el área nuclear junto a otras potencias: Alemania, Francia, Gran Bretaña, China y Rusia. El cambio comercial se dará cuando las empresas que quieran podrán negociar con Irán y por la posibilidad iraní de exportar más petróleo, especialmente, y políticamente el acuerdo refuerza a Irán y su influencia en Medio Oriente y más allá, lo que afectará el equilibro de fuerzas.

– ¿Cómo queda posicionado Israel con respecto a la firma de este acuerdo?

Israel se ha opuesto desde siempre a este acuerdo, alegando que era un mal acuerdo que requería ser sustancialmente mejorado. El premier Binyamín Netanyahu ha dicho que el acuerdo es un “error histórico” y muchos en el país, en el oficialismo y en la oposición, están convencidos de que este pacto allanará el camino de Irán hacia la bomba nuclear. Una encuesta reciente indicaba que casi el 75% de la población israelí cree que Irán no honrará lo firmado y se pondrá peligrosamente cerca del umbral nuclear, si es que no lo cruzará.

– Pese a las restricciones que se le impuso en el acuerdo firmado ¿Irán podría llegar a fabricar más bombas atómicas que las permitidas?

El acuerdo prohíbe la fabricación de bombas atómicas a Irán, busca garantizar que el programa sea exclusivamente civil. El temor es que eso no ocurra, que Irán engañe y se salga con la suya. O bien, que respete los términos del acuerdo pero que al expirar en diez años pueda retomar sus actividades nucleares y llevarlas hacia la dimensión militar.