Ariel Cohen Sabban: «La DAIA que queremos va a tener la suficiente madurez para expresar lo que la comunidad siente»

El tesorero de AMIA y presidente de Vaad Hakehilot, Ariel Cohen Sabban, dialogó con la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN sobre su candidatura a la presidencia de DAIA en las próximas elecciones que se van a desarrollar el 19 de noviembre, y habló sobre los principales temas que va a encarar su gestión en caso de ser elegido por las instituciones.

¿Cuáles son los puntos débiles de está gestión de la DAIA? ¿Cómo deberían mejorarse?

– Como candidato a presidente yo no podría hablar de está gestión porque sería faltarle el respeto a las actuales autoridades y no me compete. Lo que sí te puedo hablar, es de la próxima gestión; en primer lugar hay que modificar una actitud que tiene que ver con pensar una DAIA política y económica diferente. Merecemos una institución que en lo político pueda dar respuestas a la comunidad judía y a la sociedad, en general. Por eso debemos fortalecer la institución en todo aspecto, y lograr que se vincule aún mucho más de lo que hoy existe con respecto a la vinculación política a lo largo y a lo ancho del país. Tenemos que aprender a cómo usar las diferentes herramientas porque no siempre se debe usar la misma estrategia para todas las situaciones. Por eso tenemos que tener muy claro cómo debe ser la postura institucional, y no debemos estar permanentemente en la portada de los diarios todos los días. La comunidad merece revisar los estatutos. Entendemos que hay artículos del estatuto que deberían ser revisados a los efectos de poder llevar una propuesta concreta para que las instituciones decidan la re-formulación o no. El objetivo es trabajar en una lista de unidad para un proyecto comunitario sin condicionamientos políticos, y que tenga un proyecto comunitario únicamente.

–  ¿Cuáles son los principales proyectos?

– Nuestra fórmula tiene muchos proyectos, pero entre los más destacados se encuentran: re-instaurar la subcomisión de análisis político; conformar una Mesa de Notables con políticos, escritores y gente de la cultura que puedan permanentemente asistir a las necesidades que tiene la DAIA; conformaremos una mesa de ex presidentes, secretarios y tesoreros, de anteriores gestiones, ya que debemos respetar toda su experiencia y trayectoria para que den su aporte en el Consejo Directivo cada vez que sea necesario, y que funcione realmente, no menos de dos veces por mes. También vamos a restablecer lo que en algún momento fue orgullo de la comunidad judía que es la Fundación Amigos de la DAIA, que si bien hoy existe, no está liderada y no está en funcionamiento.  Además, debemos trabajar para el fortalecimiento de las filiales DAIA del Interior. Restablecer los programas que se realizaban en el Teatro Colon, y volver a realizar actos como el de la Noche de los Cristales Rotos, entre otros. Vamos a crear una comisión de dirigentes jóvenes que puedan fogonearse y estar a la altura de las circunstancias muy prontamente a los efectos de poder representar a la DAIA en su Consejo Directivo, vendría a hacer una especie de Nuevas Generaciones, pero específicamente de la representación política de la comunidad judía.

– ¿Cómo van a trabajar con relación a la causa por el atentado a la AMIA?

– Vamos a fortalecer aún más, con el acompañamiento del Dr. Jorge Kirszenbaum, en lo que tiene que ver con el área jurídica. Trabajaremos en conjunto para llegar a la verdad y a la justicia, y seguiremos los pasos de la causa así se vayan sucintando los hechos.

– ¿Cómo cree que se deberían fondear económicamente la DAIA?

– Habiendo llevado una gestión económica en la AMIA y en otros años en distintas instituciones tenemos la basta experiencia para gestionar proyectos que logren fondear las necesidades de la DAIA. Eso sumado  a que incorporemos un fuerte equipo de trabajo en el desarrollo de acciones, tanto políticas como económicas, a nivel nacional que van a posibilitar dar respuestas concretas a la sociedad argentina, y en especial a la comunidad judía. Hoy la DAIA no ha puesto la suficiente atención a lo que significa poder dar soluciones concretas a muchas necesidades de la comunidad judía desde el Departamento de Asistencia Comunitario hasta en cuestiones que tiene que ver con el antisemitismo.  Por eso, vamos a llevar a cabo un programa económico con empresas nacionales y multinacionales.

¿Qué proyectos abordarán con relación a la lucha contra el antisemitismo?

– Tiene que ver con la misión fundacional para lo que fue creada a la DAIA, y nuestra idea es seguir fortaleciendo el trabajo que viene haciendo la institución, y entiendo que es un trabajo de mucha claridad y experiencia, pero siempre hay mucho para seguir haciendo. Todo ese trabajo debemos llevarlo a lo largo y a lo ancho del país.

– ¿Crees que la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentina debe tener una independencia política?

– Absolutamente. Soy de las personas que creen que la DAIA debe tener una independencia política en varios sentidos. Lo mejor sería que los miembros de la Comisión Directiva no tengan afiliaciones políticas, y eso le permitiría a la institución trabajar con mayor libertad. Por este motivo, es importante que la institución tenga esa independencia para poder expresar lo que crea conveniente, y lo mismo ocurriría en materia económica.

Por último, ¿qué mensaje darías como candidato a presidente por DAIA?

– La DAIA que nosotros queremos va a ser tener suficiente madurez para poder expresar lo que gran parte de la sociedad argentina y la comunidad judía siente. Debemos ser claros en las expresiones y estar a la altura de las circunstancias, con el respeto que corresponde, pero a la vez con mucha firmeza. Los dirigentes deben tomar decisiones y quienes las deben ejecutar son profesionales. Para llegar a esa situación necesitamos darle una solución económica a la DAIA. Por eso, yo me someto al lugar que la comunidad decida, y ojalá que sea el rol que me gustaría asumir, que es el de presidente.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here