El judoca israelí Golan Pollack obtuvo medalla de bronce en el Mundial

El judoca israelí Golan Pollack obtuvo la medalla de bronce en la categoría medio liviano -entre 60 y 66 kilogramos-, en el Campeonato Mundial de Judo de Astaná, Kazajstán.

Pollack es conocido por su potencial y gran talento; pero también por su falta de consistencia. En muchas competiciones casi lo logra; pero da un traspié y se pierde la oportunidad de ganar, y de alcanzar grandes logros. Esta vez, todo le fue bien al judoca, ubicado en el vigésimo tercer puesto del ranking mundial.

En la primera ronda empató con el español David Ramírez Ramos. Iba a la zaga. Sin embargo, logró un waza-ari (derribarlo) y alcanzó a la segunda ronda, para enfrentar al medallista de bronce del año pasado, el ucraniano Georgii Zantaraia, ubicado en el puesto número uno del ranking mundial. Su lucha fue atractiva, agresiva y tensa. Pollack anotó un waza-ari justo en la apertura y no perdió los nervios tras tomar la delantera, manteniendo su ventaja hasta el final, logrando una gran victoria y un lugar en los octavos de final. Su itinerario continuó hasta los cuartos de final tras una victoria ajustada y excepcional sobre Loic Korval. Pollack lideraba por dos sanciones a uno, pero en el último minuto recibió un yuko. ¿Sería una repetición de su derrota experimentada en Bakú? Esta vez, no. Pollack continuó atacando y logró extraer dos Shidos más del francés, que sumó cuatro sanciones y fue descalificado.
En la misma categoría, Baruch Shmailov cayó en su primera lucha frente al portugués Sergio Oleynik. El joven israelí, que se llevó la medalla de bronce, el año pasado ,en el Campeonato Mundial en el categoría sub-21 (menos de 21 años), estaba compitiendo por primera vez en la categoría de adultos. No logró crear situaciones ofensivas y en los últimos segundos, cuando perdía en las sanciones, trató de conseguir puntos de la manera que pudo, sufriendo un yuko en el camino hacia una temprana expulsión.

Roni Schwartz, en la categoría de menos de 55 Kg, terminó rápidamente su actuación en la competición. Cincuenta segundos en su primer partido contra la judoca armenia Zhanna Stankievich. La israelí sufrió un yuko y de inmediato se encontró con una llave en el cuello, que la obligó a rendirse y a abandonar la competición. Gili Cohen, que ocupa el puesto décimo en el ranking mundial en la misma categoría, fue colocada en la segunda ronda por sorteo. Ella derrotó a la judoca polaca Karolina Frankowska con un yuko y pasó a los octavos de final. Pero allí fue cruelmente derrotada, perdiendo por un solo punto frente a la judoca italiana Odette Giuffrida. Cohen no logró alcanzar la ronda consuelo, que está abierta solamente para los que pierden en los cuartos de final.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here