El incendio del mausoleo judío en Ucrania habría sido un atentado

Un mausoleo judío en el oeste de Ucrania se quemó en lo que un grupo de derechos humanos dijo que pudo haber sido un ataque incendiario intencional relacionado con una disputa sobre un proyecto de conmemoración.

La tumba del rabino Hillel Lichtenstein, un sabio judío del siglo 19 y ex rabino jefe de la ciudad ucraniana de Kolomyia, fue destruida parcialmente la semana pasada en un incendio que comenzó en las primeras horas de la mañana, según un informe publicado el lunes por el Grupo de Kharkiv Protección de los Derechos Humanos.

El organismo de control dijo que el incendio era el segundo en dos mes cometido en el lugar de la tumba, que se encuentra dentro de una habitación sellada en el centro de un parque de Kolomyia que solía ser un cementerio judío.

El incendio anterior se produjo el 18 de septiembre y fue extinguido antes de que se propagara.

Este mes, sin embargo, el fuego causó grandes daños a la estructura alrededor de la tumba, consumiendo las paredes y el techo.

Las autoridades municipales dieron permiso a la comunidad judía para agregar monumentos conmemorativos al parque que rodea el mausoleo.

Las autoridades soviéticas destruyeron el cementerio judío que solía estar allí.

Sin embargo, surgió una controversia cuando la comunidad dijo que cerraría el parque durante dos años por la duración de los trabajos sobre los monumentos, de acuerdo con el Congreso Judío Euroasiático (EAJC).

Los residentes estaban furiosos por el cierre, que comenzó el 17 de septiembre, escribió el grupo Kharkiv.

Ucrania occidental es un bastión del partido nacionalista Svoboda, cuyos funcionarios en muchas ocasiones han utilizado la retórica antisemita.

El incendio ocurrió poco antes de la segunda conferencia judía anual de aprendizaje Limmud FSU en Lviv, donde cientos de judíos se concentraron para el fin de semana.

Los incidentes antisemitas son mucho más raros en Ucrania que en los países de Europa Occidental. El Congreso de Comunidades Nacionales de Ucrania documentó 11 incidentes de este tipo este año.

El número de incidentes documentados en el período 2009-2014 varió de 19 a 33 por año. Sin embargo, mientras que la violencia antisemita sigue siendo baja para los estándares de Europa Occidental, la Asociación de Organizaciones y Comunidades Judías (Vaad) de Ucrania registró un aumento en el vandalismo antisemita en el país el año pasado.

Vyacheslav Likhachev, que monitorea el antisemitismo para el EAJC y el Vaad, registró 23 incidentes de este tipo en el transcurso del año en Ucrania y el territorio separatista en conjunto.

El registro de vandalismo se había mantenido estable en nueve anualmente desde 2011, después de haber caído desde un máximo de 21 en 2006.

Los objetivos populares eran los memoriales del Holocausto, incluyendo Babi Yar en Kiev.

Varias sinagogas, en Zaporizhya, Simferopol, Mykolaiv, Kiev y Hust, estuvieron marcadas por intentos de ataques incendiarios.

En septiembre, después que fue profanado por sexta vez en un año un memorial para el sitio de la masacre del Holocausto de Babi Yar, los líderes judíos locales emitieron una demanda de que el gobierno proteja su patrimonio.

“El último acto de brutal vandalismo en Babi Yar – el sitio de la masacre de decenas de miles de judíos – no es sólo un insulto público al honor y la dignidad del pueblo judío, sino también una humillación para el país y su gobierno, cuya inacción ha hecho posible este crimen, así como otros actos similares de abuso en Kiev y otros asentamientos de Ucrania”, dijeron en una carta conjunta los líderes de las diversas organizaciones judías.

Representantes del Consejo Judío de Ucrania, el Foro judío de Ucrania, la Confederación Judía de Ucrania, el Comité Judío de Ucrania, el Consejo de Comunidades Judías Religiosas, el Consejo de Comunidades Progresistas y el Movimiento Conservador en Ucrania, y otros, condenaron los actos de vandalismo, como parte de un “problema mucho mayor de abuso de cientos de sitios de masacre judía en todo el país”.

Exigimos medidas inmediatas y eficaces para evitar el vandalismo en el futuro, junto con el fortalecimiento de la responsabilidad penal por vandalismo y el castigo de los organizadores y ejecutores de este crimen”, escribieron en su momento.

“[La] casi nula reacción de la sociedad civil y los medios de comunicación, la retroalimentación de las autoridades y los organismos encargados de hacer cumplir la ley respecto a los acontecimientos en Babi Yar indican claramente la ignorancia de la sociedad respecto a la tragedia a gran escala que ocurrió a los judíos de Ucrania durante el Holocausto.

“Después de ese ataque, el primer ministro de Ucrania emitió una declaración prometiendo acción y alegando que el país se “enfrentaba a provocaciones bien planificadas y preparadas a fondo”, cuyo propósito es “desacreditar a las autoridades ucranianas y desestabilizar la situación política interna en Ucrania”.

El tema del Holocausto y el antisemitismo ha sido utilizado por ambas partes en el conflicto como arma de propaganda. Rusia ha acusado en repetidas ocasiones al gobierno de Ucrania de estar bajo el control de los fascistas y neonazis mientras que algunos líderes judíos ucranianos han respondido acusando a Moscú de fomentar incidentes antisemitas por su propia propaganda.

Por otra parte; Las autoridades municipales dieron permiso a la comunidad judía para agregar monumentos conmemorativos al parque que rodea el mausoleo.

Fuente: Jerusalem Post/ Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here