Milán: apuñalaron a un hombre judío de la comunidad Jabad

Tras el apuñalamiento de un judío jasídico en Milán, la seguridad de los lugares de judíos e israelíes en toda Italia está siendo reforzada.

El ministro del Interior italiano, Angelino Alfano, se reunió con el jefe de las comunidades judías de Italia para discutir lo que el ministerio dijo que era «el compromiso de las fuerzas del orden deben garantizar la seguridad de las instituciones judías y los lugares potenciales que aquellos que fomentan el odio puedan querer atacar”, informa “The Associated Press”.

La policía de Milán dijo que no había evidencia hasta el momento para indicar un crimen de odio y trató de restar importancia al ataque.

Sin embargo, el comité de seguridad de la provincia de Milán decidió intensificar la seguridad en torno a objetivos judíos e israelíes en los más altos niveles.

La víctima del ataque fue Natan Graf, ciudadano israelí, yerno del emisario de Jabad, el Rabino Levi Hezkia. Graf, de 40 años, sufrió graves heridas, incluyendo en la cara, pero ninguna es potencialmente mortal.

Graf llevaba una kipá en el momento del ataque, que ocurrió fuera de una pizzería casher en el corazón del barrio judío de Milán. Él se está recuperando en el hospital Niguarda de Milán.

Han aparecido informes contradictorios en los medios de comunicación italianos sobre la identidad del atacante, describiendo a un hombre de ojos azules con máscara, una mujer árabe, etc., pero ninguna de estas descripciones fue confirmada por las autoridades.
El incidente sucedió en el barrio Bande Nere, un área de clase obrera, en las afueras de Milán, que se ha convertido en el centro de la vida judía italiana, en los últimos días y donde los religiosos judíos viven codo a codo con una gran comunidad de inmigrantes.
El presidente de la Unión Italiana de las Comunidades Judías, Renzo Gattegna, urgió a los judíos italianos tomar todas las medidas que fuesen necesarias para su seguridad, agradeció a la policía por la pronta respuesta y aclaró que la vida judía continuará como hasta ahora en ese país.
“A algunas personas les gustaría que nos sintiéramos amenazados y forzarnos a cambiar nuestros hábitos, nuestra forma de vida y nuestra identidad que sobrevivió con orgullo durante milenios”, expresó Gattegna en un comunicado. “Esto es una batalla perdida, vamos a seguir y no vamos a dejarnos intimidar”.
Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here