Felipe VI honra a los judíos sefardíes expulsados de España

El rey de España agradeció su «lealtad» a los descendientes de los sefardíes expulsados en 1492 y les subrayó que los españoles cuentan con ellos «para caminar juntos» en «la construcción de una España cada día mejor».

«¡Cuánto os hemos echado de menos!», señaló Felipe VI durante la celebración de un homenaje a los sefardíes expulsados en 1492 celebrado en el Palacio Real.

El acto contó con la presencia de sefardíes retornados de muchos rincones del mundo, descendientes de los que hace cinco siglos salieron de la Península Ibérica, tras el edicto de 1492 promulgado por los Reyes Católicos, que les obligó a convertirse al catolicismo o, en caso contrario, a exiliarse del país.

El Parlamento español aprobó el pasado 11 de junio una ley -que contó con un amplio consenso- que otorga a todos los sefardíes que lo pidan y acrediten su condición la nacionalidad española, sin perder la de origen.

Esta iniciativa permitió a 4.032 descendientes sefardíes obtener la nacionalidad por carta de naturaleza, mientras que, en la actualidad, la administración tramita otras 583 solicitudes más, y existen 10.000 consultas para averiguar cómo obtenerla.

Felipe VI agradeció a los sefardíes por su «lealtad», por «guardar como un tesoro» su lengua y costumbres españolas, y «por haber hecho prevalecer el amor sobre el rencor» y haber enseñado a sus hijos «a amar la patria española».
«Esperamos mucho de vosotros, pues no olvidamos el talento y la contribución que la comunidad sefardí española realizó durante tantos siglos de la mano de personalidades como Maimónides o Abén Ezra», dijo el rey de España.

El presidente de la Federación de Comunidades Judías de España, Isaac Querub, subrayó emocionado que aunque algunos podrían escribir páginas de «agravios y rencor», los sefardíes no lo hicieron en 500 años ni tampoco lo harán ahora.

«Se nos ha llamado españoles sin patria, pero el corazón no sabe de razones, y por el ejemplo bendito de nuestros padres hemos sido y seguiremos siendo embajadores de las bondades de un país al que fuimos incapaces de dejar de amar», ha enfatizado.

Elías Cohen, nieto de sefardíes que regresaron a España el siglo pasado y primero en su árbol genealógico nacido en España en cinco siglos, manifestó que «como español y como judío no puedo estar más orgulloso de que hoy todos los sefardíes puedan optar al derecho a ser españoles».

El homenaje contó con la actuación de uno de los mayores exponentes de la canción sefardí, Paco Díez, acompañado por instrumentos tradicionales. EFE

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí