Cómo se vivió la asunción de Macri desde la calles porteñas

Vinieron de todos lados del país, desde Ushuaia a la Quiaca. Solos o en grupos. Jóvenes y personas mayores. Con banderas Argentinas o remeras de la Selección nacional. Algunos para zafar del trabajo le habrán dicho a sus jefes que iban a almorzar o a hacer un trámite: «vuelvo en una hora». El reloj marcaba que faltaban quince minutos para las doce del mediodía, horario estipulado para la jura, pero la extrema puntualidad del flamante presidente Mauricio Macri en su arribó determinó que la Asamblea Legislativa comenzará antes, y que muchos que estaban llegando comenzarán a correr por las calles aledañas a Avenida Rivadavia para encontrar un hueco cerca de las pantallas para escuchar los 26 minutos del discurso.

20151210_122328

El público aplaudió y vitoreo en varios momentos del discurso; las palabras claves fueron corrupción, verdad, justicia y educación. Cuatro temas que pregonó Macri en su campaña electoral. En un momento del discurso, el presidente mencionó una frase del ex presidente, Arturo Frondizi. Este dato no pasó desapercibido en la multitud, y una joven le comentó a su amiga: «Me gusta el estilo de Frondizi. Fue un desarrollista en su época».

20151210_114728

Finalizado el discurso, la euforia y las expectativas por ver pasar a Mauricio Macri, aumentaban. En  un momento los rugidos de las motos de la Policía Federal comenzaron a sonar y pasar raudamente, luego lo hicieron los Granaderos a Caballo entonando la Marcha de San Lorenzo. Segundos más tarde, el grito ensordecedor de los ciudadanos, que pese al altísimo calor, se mantenían firmes para presenciar el paso del nuevo presidente.

20151210_123803

La excitación duró segundos,  y luego comenzaba la peregrinación a la Casa Rosada. Una peregrinación larga y lenta que pasó por distintos momentos de euforia y reflexión. Las camionetas que transportaban a los ministros como Alfonso Prat Gay, Hernán Lombardi y Sergio Bergman se toparon con la multitud en la Avenida de Mayo; gritos y pedidos al por mayor del público, que al menos, intentaban lograr un saludo.

20151210_123718

Todos sin distinción de banderas políticas vivieron una fiesta de la democracia plena. Los miles y miles de ciudadanos escucharon atentamente el pequeño discurso que realizó Mauricio Macri en el balcón de la Casa Rosada junto a su mujer, Juliana Awada y su hija Antonia, expresando su gratitud y el acompañamiento que espera de la ciudadanía.  El baile de la máxima autoridad de la Nación al ritmo de Gilda determinó el fin de la fiesta.

20151210_133330

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here