Tras una ola de ataques, Merkel endureció su posición contra los refugiados que cometan delitos

En la noche del Año Nuevo un grupo de refugiados atacó ferozmente a mujeres que se encontraban en la estación de tren de Colonia, en el oeste del país.  Por este motivo, tras una reunión que mantuvo ayer con la Unión Cristianodemócrata (CDU) reconoció que es necesario endurecer las leyes para los refugiados que cometan delitos.

En el encuentro que mantuvo con el CDU se elaboraron una serie de medidas para prevenir que los refugiados que están necesitando asilo o se encuentran ilegales en el país alemán no cometan crímenes contra la población. Según la policía de Colonia se han registrado 379 denuncias por delitos presuntamente cometidos en la estación de tren en la última Noche Vieja y que el 40% son delitos sexuales. Además las fuerzas de seguridad expresaron que la mayoría de los atacantes son oriundos de países norteafricanos y «son solicitantes de asilo y personas que se encuentran de manera ilegal en Alemania».

En la “Declaración de Maguncia”, la CDU planteó retirar el derecho de asilo a los refugiados condenados a prisión o a libertad condicional, que suele aplicarse en penas menores de dos años, y rebajar los límites para la deportación de delincuentes extranjeros. El documento plantea también endurecer las penas para los delitos sexuales, que se considere violación cuando la víctima haya dicho claramente “no”, aunque no haya coacción o violencia.

Merkel en conferencia de prensa aseguró que los sucesos en Colonia «han mostrado que las actuales leyes son insuficientes y generan inseguridad en la población».

Fuente: Clarin.com

 

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here