Obama deja un regalo de Reyes a Israel. Por Bernardo Ptasevich

O Israel va a contramano del mundo o el mundo va a contramano de Israel. Los negocios y la política están por encima de los derechos y de la razón. Otra vez se confirma que transitamos caminos diferentes, incluso con nuestros aliados y hasta con el principal de ellos, los EEUU. No es por religión, sencillamente es más negocio estar bien con miles de millones de personas que con 8.000.000 de israelíes y otros 14.000.000 de judíos en el resto del mundo. .
Entró en vigencia el acuerdo con Irán
Irán puede disfrutar de sus logros. Organiza atentados, mata personas, participa en guerras ajenas, trafica con armas, no respeta los derechos humanos ni la libertad de prensa y podría seguir mencionando todo lo que lo pone del lado del mal para la humanidad, pero nada cambiará la situación, “el mundo les ha dado un abrazo”. Con insuficientes controles, el Organismo Internacional de Energía Atómica, OIEA, ha dicho que Irán no busca la bomba atómica, sin tomar en cuenta las amenazas de este país que sigue declamando que hará desaparecer del mapa a Israel, un país miembro de la ONU, y sin reparar en que nunca han cumplido con su palabra ni respetado acuerdos. A 48 horas del anuncio norteamericano los iraníes anunciaron que van a ignorar las nuevas sanciones contra su programa de misiles balísticos y a continuar mejorando la tecnología de dicho armamento. Está todo dicho.

Rohani más moderado pero los ayatolas igual que siempre
Hay que determinar quién manda en Irán, si los ayatolas o el Presidente. Hasan Rohani, considerado más moderado que los fanaticos religiosos que tiene sobre su cabeza, está lejos de ser verdaderamente un político racional con el que se pueden solucionar los graves problemas internacionales. Si realmente tuviera buenas intenciones, debería aprovechar este momento político para empezar a cambiar las cosas dentro de su país. Pero Rohani tiene dos discursos, uno para afuera y otro para adentro. Si cambiara su discurso interno duraría muy poco en el poder. Los líderes del mundo occidental lo ven como un buen interlocutor, pero aún queda demasiado por hacer. Las intenciones de fondo de su país no han cambiado, las prioridades no cambiaron, las metas no se modificaron. El cambio de procedimientos se produce debido a la terrible situación de agobio que las medidas económicas han causado. Es otro camino pero conduce al mismo sitio que querían, al que trataran de llegar más tarde o más temprano. Irán tenía más de 100.000 millones de dólares en activos congelados en el extranjero de los que ahora podrá disponer libremente y pierde aproximadamente 160.000 millones de dólares en ingresos petroleros debido a las sanciones. Ahora podrá vender libremente su petróleo, aunque deberá competir con su enemigo Arabia Saudita que le está haciendo una gran guerra de precios. Con la entrada al mercado del petróleo iraní los valores tenderán casi con seguridad a la baja.

Obama necesita dejar logros antes de las elecciones
Nadie duda de que la política interna de los EEUU está integrada a la decisión de realizar este acuerdo. Obama ha visto frustrados muchos de sus anuncios y necesita mostrar logros antes de irse del poder si quiere alguna vez volver a la Casa

Blanca o por lo menos ser respetado como un presidente que hizo algo de lo que prometió en su campaña. El precio no importa cuando las necesidades son imperiosas. Importa mucho menos si lo pagan otros países, otros pueblos y lejos de casa. El Primer Ministro de Israel Benjamin Netanyahu lo había enfrentado en su propio Congreso, ante sus ciudadanos, y en política las ofensas se pagan. Con Israel fuera de la participación en las decisiones el convenio se hizo realidad y con ello el levantamiento de las sanciones que pesaban sobre los iraníes.

Israel no fue parte pero es quizás el más perjudicado
Aunque Arabia Saudita y sus aliados, enemigos declarados de Irán, son perjudicados con este acuerdo, Israel es quien tiene más para perder. Los iraníes nunca dijeron que borraría del mapa a los países árabes. Los líderes de Irán dijeron y siguen diciendo que destruirán a Israel, y Rohani no lo desmiente. De todas las cosas que no podemos creerles esta es la excepción, ellos quieren realmente hacerlo.
Con Israel en las negociaciones o influyendo en las decisiones este acuerdo era inviable. El Primer Ministro Israelí quedó mal parado ya que no tiene nada que hacer al respecto y fue dejado de lado incluso en la información de las tratativas. Solo atino a decir que Israel va a controlar de alguna forma el programa nuclear Iraní, algo que no es demasiado probable. Una cosa es saber lo que pasa, otra es controlar y otra muy diferente es poder evitarlo.
El acuerdo de EE.UU. y las potencias
con Irán
En julio de 2015, Estados Unidos, China, Francia, Reino Unido, Rusia y Alemania como integrantes del grupo P5+1, cerraron un acuerdo con Irán por el que este se comprometió a limitar su programa nuclear y a permitir la supervisión internacional a cambio de levantar las sanciones internacionales que estaba padeciendo. Las sanciones habían sido impuestas cuando la OIEA comprobó que Irán no cumplía con las normas del Tratado de No Proliferación Nuclear que había suscrito y que por el contrario tenía un programa secreto para desarrollar energía atómica. Si era para uso pacífico no había motivo alguno para que fuera secreto.
Los Republicanos de los Estados Unidos e Israel no creen que este acuerdo pueda resolver el problema y por el contrario creen que no será suficiente para evitar lo que todos temen, un Irán agresivo y con armas nucleares.

Un año de diferencia no justifica firmar un mal acuerdo
El secretario de Estado norteamericano John Kerry dijo que “gracias al acuerdo, Irán necesitará un año más de tiempo para lograr una bomba atómica” Queda claro que al mínimo descuido (un año pasa volando) y con sus habituales incumplimientos ellos lo van a hacer y nadie va a poder evitarlo pues ya será tarde.
Dijo también, que gracias al acuerdo tenemos hoy un Medio Oriente más seguro. Lamentablemente no es lo que sentimos quienes vivimos en el área.
El vive en los Estados Unidos pero sería bueno que ahora que todo está tan bien como él supone se mude por estos lares y camine tranquilo por los países musulmanes que hay en la zona o directamente pase algunos años en Irán donde podrá tener una vida mucho más segura después de este acuerdo.

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí