Tres soldados israelíes heridos en las cercanías de Beit El

Tres soldados fueron heridos en un ataque terrorista en un puesto de control carretero al sur del asentamiento de Beit El, en Samaria, norte de Cisjordania.

El terrorista, que arribó al puesto de control en un automóvil desde la zona de Ramallah, fue abatido por las tropas apostadas en el lugar. El terrorista empleó una pistola en el ataque.

Uno de los soldados, de 21 años, fue evacuado al Hospital Hadassah Ein Kerem de Jerusalén en grave estado con una herida de bala en el cuello. Su condición fue calificada más tarde de moderada.

Otro soldado, de 31 años se encuentra grave y fue evacuado al Hospital Hadassah Monte Scopus (Har Hatzofim) de la capital con heridas de bala en el estómago y las extremidades. El tercer combatiente, de 20 años, fue trasladado al Hospital Hadassah con lesiones leves en las extremidades.

El terrorista, Amjad a Sukri, de 34 años, domiciliado en la localidad de Jammaiin, servía en las fuerzas de seguridad palestinas, y trabajaba como chofer del fiscal general Ahmad Hanoun en Ramallah. Estaba casado y era padre de cuatro hijos.

Sukri no es el primer integrante de las fuerzas de seguridad palestinas que lleva a cabo un ataque terrorista. Mazen Aribah, de Abu Dis, un oficial del servicio de seguridad palestino provocó heridas moderadas a un civil israelí, y lesiones leves a un soldado en un ataque con un arma de fuego cerca del puesto de control Hizma, en las afueras de Jerusalén.

Un tercer oficial palestino abrió fuego contra las fuerzas del Ejército de Defensa de Israel, cerca de Silwad, pero sus balas no alcanzaron a las tropas. Fue reducido y arrestado.

En el último mensaje en su página de Facebook, Sukri escribió: «Esta es una mañana victoriosa. No hay otro dios que Alá y Mahoma es su profeta. No hay nada por lo que valga la pena vivir en esta tierra. Por desgracia no veo nada por lo que valga la pena vivir, mientras la ocupación hace que nuestras almas desaparezcan y mata a nuestros hermanos y hermanas. Ten piedad de nuestros mártires, cura nuestras heridas y libera a nuestros presos. Ustedes fueron primeros y nosotros, Alá quiera, seguiremos vuestros pasos».

Según los reportes, Sukri estaba metido serios problemas financieros. Tenía fuertes deudas con varios sujetos, y ganaba solamente 2.200 shekels por su trabajo. Los informes señalan a sus problemas económicos como uno de los motivos que pesaron en su decisión de perpetrar el atentado.

Hamas aseveró que el ataque «fue una respuesta natural a los crímenes de ejecución que comete Israel. Este ataque representa una clara señal de que hay individuos nacionalistas dentro de los servicios de seguridad que se oponen a la coordinación de la seguridad con Israel».

Poco más tarde, un vehículo con matrícula palestina arremetió contra un puesto de control sobre la ruta 443 cerca de la aldea de Beit Ur al Tahta, en Cisjordania, y trató de atropellar a los soldados israelíes que estaban en la guardia. Los combatientes abrieron fuego y neutralizaron el conductor, que fue trasladado a un hospital para que reciba tratamiento médico. No se registraron heridos israelíes en el ataque.

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here