El Salvador: la embajada en Israel «es prioridad» pese a nuestros escasos fondos

El canciller salvadoreño, Hugo Martínez, dijo que mantener la embajada en Israel es «prioridad» para el país centroamericano, pese a los problemas presupuestarios que existen y al posible cierre de la representación diplomática israelí en El Salvador en 2017.

«Nuestra embajada en Tel Aviv se mantiene y se mantendrá, no tenemos ningunos planes de hacer ningún movimiento, aunque siempre, como todo país en desarrollo, tenemos nuestras dificultades presupuestarias», explicó Martínez.

Agregó que el país centroamericano otorga «una alta prioridad a sus embajadas y dentro de ellas está comprendida también la embajada de El Salvador en Tel Aviv».

Según Martínez, el Gobierno de Israel, «producto de sus restricciones presupuestarias, está considerando el cierre de varias embajadas y consulados alrededor del mundo», como la situada en Bielorrusia, la «embajada concurrente para todos los países del Caribe» y el consulado en Filadelfia, en EE.UU.

Agregó que El Salvador ha «iniciado gestiones, para que en la medida de lo posible se reconsidere esa decisión», porque «las relaciones bilaterales siempre funcionan mejor y son más fluidas si hay representaciones diplomáticas» en los países con los que se mantiene este vínculo.

«Es una decisión soberana», pero «tampoco sería algo grave que no la haya, aunque lo ideal es que tengamos las representaciones como las hemos tenido hasta ahora», expuso el jefe de las relaciones diplomáticas de El Salvador.

Por otra parte, Hugo Martínez aseguró que la decisión israelí no está vinculada al reconocimiento de la Autoridad Palestina como Estado hecho por El Salvador en 2011.

Si el hecho «tuviera algo que ver con que El Salvador reconozca el Estado Palestino, Israel tendría que cerrar sus embajadas en más de 100 países, incluido el Sistema de las Naciones Unidas», aseguró.

Expuso que desde que el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) llegó al poder en 2009, el país no circunscribe sus relaciones diplomáticas a las ideologías de los gobiernos, como ocurría en administraciones anteriores.

«El cambio fundamental ha sido afianzar una política exterior abierta al mundo y sin ataduras ideológicas, lo que significa que nuestro país, internacionalmente, no ha estado alineado con bloques, sino más bien ha dirigido sus acciones al interés supremo del Estado salvadoreño y de los salvadoreños», explicó.

El fruto de esta nueva posición, a juicio de Martínez, es «mayor respeto al país, mayor protagonismo y mayor confianza» por parte de la comunidad internacional, lo que ha conllevado a «tener más cooperación para el país».

Uno de los casos que más ha llamado la atención de la prensa salvadoreña es la relación que este país mantiene con Taiwán y si en algún momento las podría romper para iniciar con China Popular.

«Nosotros heredamos un ‘status quo’ de relaciones con Taiwán y seguimos sosteniendo esas relaciones», pero «siempre hemos planteado la búsqueda de una fórmula que nos permita tener relaciones plenas, tanto con Taiwán como con China, ya que ellos en los últimos años han estado limando asperezas», expuso.

En esta línea, Martínez explicó que «creemos que si ellos están avanzando en ese proceso, no nos corresponde a nosotros tomar partido». EFE

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here