Panel homenaje a las víctimas del terrorismo: testimoniar para no olvidar

En la mañana del jueves, antes del acto conmemorativo por el atentado a la Embajada de Israel en Argentina en el auditorio de la AMIA, se realizó un panel en homenaje a las víctimas de atentados terroristas en los que estuvieron Jorge Cohen, sobreviviente del ataque a la sede diplomática israelí; Daniel Pomerantz, director ejecutivo de AMIA y sobreviviente del atentado a esa mutual y Marcelo Birmajer, escritor y periodista, que hace tres meses sufrió la pérdida de su hermano Reuven tras ser asesinado a cuchilladas por terroristas extremistas en Jerusalén.

La actividad, que fue la última que realizó el Congreso Judío Mundial en la Argentina, congregó a 254 congresistas de todas las delegaciones para escuchar el testimonio de estos tres invitados especiales que a través de sus historias continúan reforzando el sentido de dar testimonio. En un clima de mucho respeto, y en algunos momentos con dolor, se desarrolló una charla muy humana moderada por la periodista María Laura Santillan.

El primero en exponer su testimonio fue el sobreviviente del atentado a la Embajada de Israel, Jorge Cohen, a quien se le notaba la voz quebrada, en algunos momentos, contó su historia personal y cómo hizo para sobrevivir a tanto dolor y a la muerte de muchos compañeros que no pudieron salir debajo de los escombros. Además, comentó que en el acto que realizó la juventud por el atentado a la sede diplomática israelí estuvo su hija hablando de los compañeros de su padre que no sobrevivieron, como si ella los hubiera conocido.

Por su parte, Birmajer rompió en llanto al momento de decir que él estaba sentado en ese lugar porque un grupo «extremista islámico» le quitó la vida a su hermano: «Cuando mataron a mi hermano no encontré palabras, pese a que trabajo con ellas. Pero en términos rústicos lo defino como ventajas y desventajas de nuestras receptivas posiciones; ellos sobrevivieron al atentado, en el caso de mi hermano lo mataron. Yo estoy testimoniando sobre otro que fue asesinado».

«El crimen de mi hermano no quedó impune. Las fuerzas de defensa de Israel, como ocurre desde la creación del Estado, pudieron defenderse de los asesinos. En la Argentina todavía los ciudadanos estamos indefensos de los terroristas», señaló Birmajer en su ponencia.

«Hay un país en el mundo donde no se puede matar judíos impunemente, que es el Estado de Israel. En el resto del mundo, lamentablemente, la matanza de judío no es considerada una tragedia de primer orden (…) Yo traicionaría la memoria de mi hermano si no recordara su asesinato, y los términos en el que él, ortodoxo, y yo, laico, coincidíamos permanentemente. Es la lucha de los hombres libres contra el fundamentalismo islámico, como en su momento fue la lucha de los hombres libres contra el nazismo (…) Cuando se justifica la matanza de judíos en Israel por un problema territorial, se justifica la matanza de judíos a secas».

Por otra parte, Daniel Pomerantz, que no es muy común escucharlo hablar de su testimonio como sobreviviente del atentado a la AMIA, se lo vio muy emocionado, en algunos momentos con un llanto incontenible, rememorando en su mente lo sucedido. Contó cómo fueron los minutos previos a que la bomba le cambie por completo su vida, y además expresó que eligió en su vida transformar las situaciones por acciones concretas en pos de mantener viva la memoria.

Además pasaron el testimonio de dos padres que perdieron a sus hijos en dos atentados terroristas; uno ocurrido en la ciudad de Toulouse, Francia, y el otro en Copenhague.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here