Sergio Berensztein: «Me cuesta hablar de la comunidad judía como una unidad»

El analista político, Sergio Beresztein que participó como expositor invitado, el pasado lunes, del Curso de Capacitación Política que esta llevando adelante la DAIA mantuvo un diálogo con la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS.  Enfatizó  que no puede hablar de la «comunidad judía como unidad» por las divisiones existentes. También se refirió a la judicialización de las elecciones de la AMIA y aseguró que la oposición «no es consciente» de los riesgos que asume con llevar el tema a la justicia Argentina.

– En estos más de cuatro meses del gobierno de Mauricio Macri, ¿cómo ves posicionada a la comunidad judía?

– Me cuesta hablar de la comunidad judía como una unidad. Como un actor coherente en sí mismo. Al contrario, la veo a la comunidad judía bastante fragmentada. No veo que haya la posibilidad de hablar de la comunidad judía como un todo. Tampoco hemos tenido acontecimientos, como para que amerite una voz o visibilidad de voces comunitarias. Gracias a Dios no tuvimos otro episodio como el de la muerte de Nisman, que hubiese obligado a los dirigentes de la comunidad a expresarse públicamente. Aunque para ser más justos cuando se cumplió el aniversario de la muerte del fiscal algo de unidad hubo, pero muy poco nítida.

– ¿Por qué se produce está división?

– Me excede. La verdad que no soy especialista. De alguna manera tengo la impresión de que son clivajes históricos y tal vez se profundizaron en el contexto del liderazgo de algunas instituciones, en particular, la AMIA. Pero cuando hay elecciones en la DAIA también se expresan estas divisiones, dónde se cruzan cuestiones religiosas y otras cuestiones políticas. Hay una superposiciones de clivajes, así se llama en las ciencias políticas, de diferente orden que terminan generando esta fragmentación.

– ¿Qué opinión tenes de la judicialización de las elecciones de AMIA?

– Es el resultado de un conflicto que no pudo ser resuelto por los canales administrativos o formales e informales de la propia institución. Un conflicto que tuvo diferentes etapas y que se fue profundizando, y que termina con esta judicialización que es la expresión de un problema mucho más amplio.

– Si se extendiese en el tiempo,  ¿qué costó podría pagar la AMIA, como institución, por este conflicto judicial?

– Sí continuase el conflicto y en función de cómo se expidan las autoridades competentes, los jueces en la Cámara. Hay riesgos de diferentes ordenes: por un lado hay un riego reputacional, que no me parece menor para la comunidad y en particular para la mutual. En segundo lugar hay un riesgo institucional por que podría ser intervenida la AMIA. Estas cosas se saben cuando empiezan y no cuando terminan. Justamente por la posible intervención hay riegos patrimoniales, de continuidad con la misión de la mutual. No creo que los actores que están involucrados en el conflicto, efectivamente, sean conscientes de los riesgos que se corren o, por el contrario, están dispuestos asumir esos riesgos dada esta división tan profunda que se ha generado.

– ¿A qué factor socio-político atribuís la falta de adhesión, de un sector de la comunidad judía, a la AMIA?

– No sé si tengo respuestas para eso. Es muy buena la pregunta, muy profunda, pero no sé si la puedo responder tan fácilmente. En principio te diría que hay una cuestión más bien general y no puntualmente con la mutual, y es que los argentinos tendemos a involucrarnos bastante poco en el manejo institucional. No hay una vocación participativa en las instituciones y en los partidos políticos, hay una retracción a otras cuestiones como la vida privada, el consumo, a la satisfacción individual, de pareja o familiar. Eso desalienta este involucramiento en las instituciones. En parte tiene que ver con esta dinámica alocada de la vida moderna urbana en una ciudad como Buenos Aires.

Por otro lado, es cierto que hay gente que tiene vocación participativa se acerca a la institución y ve semejante nivel de pelea, que hace que haya menos estímulos para involucrarte. No es que tu participación es bienvenida, te involucras en un gran lío con costos enormes. No me parece que haya un entorno que aliente la participación. ¿Quién se quiere meter en semejante lío?, que podes terminar siendo demandado vos, con conflictos judiciales, personales y reputacionales, para qué. Finalmente, y no quiero que lo tomen como una crítica, simplemente estoy describiendo que las posturas más ortodoxas que pudo haber tomado la AMIA últimamente pudo haber desalentado la participación de los sectores más laicos o liberales, en el sentido norteamericano de la palabra de la comunidad

 

2 COMENTARIOS

  1. Es impactante como Te lavas Las manos diciendo que no entendres y tepones en el Papel utopico de analista democrata y Republicano, se te huele la derecho y el capitalismo a ultranza como ideologist de base.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí