Rabino Abraham Cooper: «El ISIS crea héroes instantáneos en Internet»

El Rabino Abraham Cooper, Decano Adjunto del Centro Simón Wiesenthal, que se radica en Los Ángeles (sede central de esta ONG), recibió en exclusiva a la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS en el Hotel Intercontinental, un día antes de que se reuniera con el presidente Mauricio Macri en Casa Rosada.

En la larga charla que mantuvo con VIS A VIS habló acerca del la expansión del ISIS, de la atracción que genera en los jóvenes ese grupo terrorista y la utilización de Internet: como método de captación, de enviar mensajes y de celebración de los ataques terroristas. Además, Cooper definió al ISIS como un grupo «brillante en el área de marketing».

– ¿Qué evaluación hace de los encuentros que tuvo en Argentina?

– Con la ayuda de Ariel Gelblung esperamos haber cubierto dos áreas de qué es lo que queremos de este viaje. La primera es compartir nuestra perspectiva sobre racismo extremo y terrorismo, utilizados en Internet en todo el mundo. Tuvimos dos audiencias. la primera fue el martes 10 de mayo con los más altos rangos de la policía federal de múltiples departamentos, y brindamos una conferencia a un grupo de jóvenes de la Inteligencia. También nos reunimos con dos embajadores y mantuvimos un encuentro con la policía de Chile y Perú. Es muy importante para los policías y también para los políticos que en las democracias, si quieres mantenerte seguro y promover la tolerancia entre las personas, tienen que observar Internet, porque las personas malas se encuentran allí.
Además, el miércoles 11 de mayo nos reunimos con el secretario de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación. Hay que poner el foco en el involucramiento de los jóvenes en la lucha contra el racismo cibernético para saber cuáles son las tendencias, cuál es la metodología del ISIS, cómo usan la tecnología para comandar los actos terroristas y también analizar cuáles son los targets religiosos, de todas las religiones, que utilizan los extremistas.
Los grupos judíos se pelean entre ellos: sunitas y chiítas se pelean entre sí. Si vos vas a la Iglesia ortodoxa de Jerusalén, se pelean a diario. Los grupos religiosos siempre están en conflicto entre ellos, lamentablemente, tanto afuera como adentro. Pero en Internet vemos todos los targets religiosos. Entonces, en una gran ciudad como Buenos Aires, que viven miles de personas con diferentes acercamientos partidarios, distintas ideologías y hasta de diferentes equipos de fútbol, los distintos líderes deben saber qué está ocurriendo y debemos encontrar, urgentemente, ideas para trabajar juntos, aunque sea en un área limitada. Lo mejor puede ser que se encuentren a los jóvenes que conocen la tecnología, para trabajar juntos para combatir el racismo y el terrorismo cibernético. Uno de los puntos que resalté en mis conferencias es que, en la era de la tecnología, todo lo global es local y todo lo local es global. El mundo está en profundos cambios y necesitamos esas dinámicas para inspirarnos en nuevas acciones, pero no sólo para luchar contra el terrorismo. La idea de venir a Argentina no es aleccionar a los argentinos sobre derechos humanos, no merecen ser aleccionados, pero al estar creándose un modelo de país, lo que deseamos es mostrarles qué se encontrarán si exploran este tipo de temas.

– En el mundo globalizado en el que vivimos y teniendo en cuenta la expansión de Internet, ¿es posible controlar el racismo en esa red informática?

– Obviamente. No puedes eliminar todo el racismo que sucede en Internet, siempre encontrarán la forma de filtrar información. Pero lo que podemos hacer colectivamente es reducir la capacidad. La estrategia de marketing del ISIS es brillante: el Estado Islámico no tiene derechos, ellos utilizan Twitter con total impunidad. Tenemos que encontrar formas de atacar sus sistemas informáticos, y también de proteger a los niños de que no se infecten por el odio y el racismo. No podemos eliminar el racismo, pero podemos demandar a que Twitter no muestre a los asesinos de Charlie Hebdo celebrando. Eso es inaceptable. Por eso hay que presionar a las compañías a que hagan mejor su trabajo. En el mundo real no podemos eliminar el odio, por eso le tenemos que enseñar a nuestros chicos y vecinos que existen personas que deben hablar más alto cuando ocurren hechos de racismo.
En mi caso, cuando yo tengo problemas para comprender la tecnología, le consulto a mi nieto, pero hay una generación que está lista para usar la tecnología. Yo conocí a una madre y a su hijo de 7 años, que estaba fascinado con la historia de Ana Frank. Así que escribió un poema en su memoria, y le pidió a su hermana de 11 años que lo grabara, y luego creó un video en el que se ve la cara de Ana Frank y la voz de su hermana leyendo el poema, ¡eso lo logró un chico de 7 años! Yo soy un dinosaurio, lo sé y me siento orgulloso de serlo. Pero volviendo a tu pregunta, hay que tomar la sabiduría de los jóvenes en términos de tecnología para que investiguen, mientras que los adultos podemos darles experiencia, historia y tal vez algunas estrategias, pero la ejecución en Internet tiene que venir de la juventud. Es una gran oportunidad para crear nuevas relaciones que eran imposibles hace cinco años. Yo estudio a los chicos malos, por qué hace cincos años estos hombres no tenían oportunidades en Damasco para impactar a alguien en San Bernardino, California. Pero ahora un ataque o un asesinato de grupos terroristas es global: en una hora ya todos saben los detalles. Así que las ideas no son nuevas y el odio no es nuevo.

– Mencionó que el ISIS es brillante en términos de marketing, ¿por qué los jóvenes tienen una adhesión tan fuerte a este grupo terrorista?

–  El primero de los motivos es que los chicos en nuestra cultura y también en la Primavera Árabe viven en sociedades muy controladoras, pero al mismo tiempo se encuentran en una sociedad que expone todo en Internet. Lo que provocó la Primavera Árabe es una implosión en muchos países, y creó por primera vez el anuncio de que se podía cambiar la autoridad, incluso por un período. Los grupos terroristas como Al Qaeda, ISIS y Boko Haram dicen: «Terminamos con el período de los dictadores, pero todavía no sabemos cuándo va a terminar». ¿Qué es lo que quieren los más jóvenes? Ellos buscan creer en algo, la fe, la aventura y especialmente romper tabúes. Si tú le dices a tu hijo «no busques en ese sitio web», inmediatamente él lo hará. El ISIS entiende muy bien la mentalidad de los jóvenes. Pero, ¿por qué ellos son tan efectivos? El Estado Islámico tiene una ideología muy clara: la idea de que van a crear un solo Califato. Ellos creen que para crear un solo Califato tienen que controlar parte de Siria e Irak,. Si ustedes (los jóvenes) nos ayudan, el mundo entero se rendirá a nuestros pies en una semana. El ISIS le dice a los jóvenes que pueden ser soldados en esta batalla, ya sea escribiendo en un diario, poniendo una bomba o diseñando alta tecnología. El Estado Islámico cree que esta es la batalla más importante, y se llama jihad. Califato y Jihad, cosas simples. No te importará lo que tu familia diga, lo que los cristianos o los judíos digan. El ISIS convence a los jóvenes de que ellos le darán un sentido a su vida, te daremos las herramientas para tener fe y ser productivo.
Lo que nosotros podemos considerar una tragedia cuando asesinan a judíos o vuelan un autobús o el ataque de Charlie Hebdo, el ISIS las considera victorias. Cuando cometen un atentado se puede ver en Twitter las fotos de los héroes. Este grupo extremista crea héroes instantáneos en Internet, y no les preguntan a los padres si esto es lo que quieren para sus hijos. Internet le dio la posibilidad directa de comunicarse con una estudiante de Gran Bretaña y decirle que se tome un avión hasta Turquía, que se case con un soldado del ISIS y que sus hijos sean una segunda generación de extremistas musulmanes. ISIS, con diferentes tecnologías como Twitter o sitios webs, exhiben su producto y atraen a sus clientes (los jóvenes).

– ¿Por qué Europa se «olvidó» o «no quiso ver» el crecimiento del ISIS?

– ¡Gran pregunta! Hay muchas razones, pero salvo Estados Unidos, que es un país de integraciones culturales, el resto de los países no están de acuerdo con la integración y la simulación de ayuda humanitaria. Y lo que sucede es que la población musulmana, como por ejemplo en Francia o Escandinavia, tiene un choque cultural entre las bellas mujeres que ven por la calle con sus tradiciones. En un viaje que tuve que hacer un domingo a la ciudad alemana de Düsseldorf, un taxista me llevó al aeropuerto, saludé al chofer y este me comentó que se fue a vivir a Alemania desde Irán hace siete años; mis hijos van a la escuela alemana, pero es la primera vez desde que llegué a este país que alguien me pregunta cómo estoy. La cultura es diferente y no existe una integración de la población musulmana a los países europeos. Este es un ejemplo extremo. La sensación es hacerle creer a la gente que es parte del país.

– ¿Por qué un Rabino se interesó en investigar el racismo en Internet?

– En esta habitación que nos encontramos tengo mi computadora MAC, mi teléfono Samsung, un Iphone y el Ipad…tengo todos los juguetes tecnológicos y me siento un mono con todo esto. Pero mi interés no es la tecnología, sino que es encontrar el mal, proteger a mis seres queridos y amigos y encontrar personas, judías y no judías, que puedan generar buenas relaciones. En 2016, la tecnología es la llave, y las ratas (los terroristas) van a Internet. Nosotros las seguimos y estaremos cerca de ellos. La parte de ser Rabino es la forma que tengo de expresar mi identidad judía. Yo tengo un trabajo más arduo; yo lidio con terroristas y pronazis. En cambio, los Rabinos que sólo se conectan con Dios tienen un trabajo muy difícil porque, únicamente, están en contacto con judíos, y eso no es fácil (tono irónico).
Mi trabajo en mi Kehilá es muy claro, yo tengo que darles los dulces a los más pequeños en Shabat porque yo tengo un desafío superior, que es encontrar la forma de combatir el racismo y el terrorismo en Internet.

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí