Un libro para niños israelíes es furor en China

Casi todos niños israelíes y sus padres conocen la serie de libros para niños conocida como «Las aventuras de Tío Arie» de Yanetz Levi. Más de 700.000 copias de la serie han sido vendidas en Israel y ahora están causando furor en las estanterías de las librerías chinas.

Levi se ha convertido en una superestrella en China, y esta semana llegó al país asiático para una ronda de conferencias con la ayuda del Ministerio de Asuntos Exteriores y la embajada de Israel en Beijing. Incluso antes de su llegada, más de 50.000 libros fueron vendidos y desde su llegada, el editor informó que decenas de miles de libros adicionales se han vendido. La serie ha sido traducida a muchos otros idiomas y cosechado el éxito en la República Checa, Corea del Sur, India y Japón. El libro también ha sido traducido al árabe y se ha vendido la mayor parte, aparte excepción de Israel, en China.

Levi se reunió con los «Jóvenes Pioneros», un movimiento de jóvenes chinos que reverencian sus libros. En una serie de visitas a escuelas, fue recibido por miles de niños que con entusiasmo lo recibieron como si fuera una estrella de rock. En su primer evento, cientos de niños le gritaron, «Lioooshushu.» Cuando se le preguntó al traductor lo que eso significa, explicó que es así como se dice «tío Arie» en chino. Durante su visita a varias ciudades chinas, Levi ha dado conferencias y respondió a preguntas acerca desus libros.

«Siempre estoy sorprendido por el éxito, y yo no lo doy por sentado», dijo Levi en una llamada telefónica. «Las reuniones con los niños chinos y los padres que están entusiasmados con el tío Arie son muy conmovedoras. Por ejemplo, me acaban de contar que en una escuela se compraron 5.000 ejemplares. El descubrimiento de que los niños de todo el mundo, a pesar de las diferencias culturales y geográficas, están entusiasmados con los mismos libros, es mágico», comentó el autor.

El héroe de la serie, «Las aventuras de Tío Arie», es un tío, que les cuenta a sus tres sobrinos sobre aventuras imaginarias en lugares ficticios. Y se ha hecho evidente que los niños de China e Israel tienen percepciones similares de los lugares imaginarios.

La embajada de Israel en China, dijo, «la cultura israelí y su diversidad son muy populares en China. Además, la cultura es un instrumento importante para la profundización de las relaciones entre los pueblos israelí y chino. Yanetz Levi es un excelente ejemplo de la conexión única entre las dos culturas. La embajada seguirá aportando diferentes artistas israelíes para aumentar la exposición del público chino (a la cultura de Israel)».

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí