Brasil: La resolución sobre el Monte del Templo fue un «error»

Brasil expresó su pesar por haber apoyado una reciente resolución en la UNESCO que niega la conexión del judaísmo con el Monte del Templo de Jerusalén, admitió que el texto es «parcial y desequilibrado», y prometió votar en contra de futuras resoluciones sobre el tema, si sus dudas no se tienen en cuenta.

El cambio político en Brasil, tras la elección de un nuevo presidente más favorable a Israel, hace que la potencia regional sudamericana sea el segundo país que trata de retractarse de su voto en la polémica resolución del 15 de abril pasado, luego que Francia admitiera que su apoyo a esa moción fue un error.

La resolución de la UNESCO (Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura de las Naciones Unidas) sobre «Palestina ocupada» critica duramente a Israel por sus acciones en la Ciudad Vieja de Jerusalén, refiriéndose al Monte del Templo como «la Mezquita de Al Aqsa / Haram y Al Sharif (la Explanada de la Mezquita) y sus alrededores»; y no menciona la existencia de lugares santos judíos allí.

Treinta y tres países votaron a favor, diecisiete se abstuvieron y seis se opusieron. Israel atacó públicamente a Francia por apoyar la resolución. Después, París reconoció que el texto era parcial, y el primer ministro, Biniamín Netanyahu, exhortó a Francia a instar a otros países que de manera similar se retracten de la resolución.

El Ministerio de Exteriores de Brasil expresó, en un comunicado, que durante las deliberaciones en torno a la resolución trató de «suavizar los términos de la propuesta original», pero, al no lograrlo, votó finalmente a favor.

«Sin embargo, el hecho de que la decisión no hace referencia expresa a los lazos históricos del pueblo judío con Jerusalén, en particular al Muro Occidental [conocido en el mundo gentil como Muro de los Lamentos], el lugar más sagrado del judaísmo, es un error, lo que hace que el texto sea parcial y desequilibrado».

Brasilia añadió que «reitera su pleno reconocimiento de estos vínculos y su posición en favor del libre acceso de los creyentes de las tres religiones, el cristianismo, el islam y el judaísmo, a los lugares sagrados de la Ciudad Vieja de Jerusalén, así como su apoyo a los acuerdos existentes entre Israel y Jordania sobre la administración de la ciudad».

El gobierno brasileño prometió «revisar su voto si las deficiencias señaladas en la decisión no son corregidas en una futura evaluación sobre el tema por la UNESCO».

Fuente: Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí