Bélgica en alerta: teme un atentado inminente

Menos de tres meses después de los atentados que acabaron con la vida de 32 personas en el aeropuerto de Bruselas y una estación del subte de la capital, Bélgica puso a todas sus fuerzas de seguridad en estado de alerta ante lo que considera una amenaza de atentado inminente.

Según varios diarios belgas, la cúpula de las fuerzas antiterroristas envió un mensaje a todas las unidades policiales y militares para que extremaran la precaución y las medidas de protección. La información asegura que el servicio secreto belga cree que un grupo de yihadistas del ISIS de origen belga habría vuelto al país y estarían a punto de cometer un atentado.

El mensaje dice: “Combatientes habrían salido de Siria hace aproximadamente una semana y media para llegar a Europa a través de Turquía”. Y añade que “esas personas” intentarían “atentar en grupos de dos”. El mensaje recibido por los agentes de policía asegura que “esas personas ya estarían en posesión del armamento necesario y su acción sería inminente”.

Entre los objetivos terroristas, la prensa belga señala, basándose en fuentes de la lucha antiterrorista, un gran shopping de Bruselas (“City 2”), un restaurante, una cadena de comida rápida y una comisaría de policía.

El Centro de Crisis mantiene el nivel de seguridad en el 3 –amenaza grave, real y posible- en una escala de 0 a 4 y pidió a las autoridades locales prepararse para “mantener, atrasar o anular cualquier gran acontecimiento en su territorio”.

La cúpula de las fuerzas antiterroristas recordó hace semanas que todavía no pudieron incautar armas y explosivos que habrían estado en poder de la célula yihadista que atacó la capital belga el 22 de marzo.

El Órgano de Coordinación para el Análisis de las Amenazas (Ocam), que reúne a los servicios secretos, el Ejército, la Policía y la Judicatura, repite que “hay células durmientes del ISIS en Europa”. Aunque consideran que Francia sigue siendo su objetivo prioritario, “no podemos excluir que pudieran ejecutar uno o varios atentados en Bélgica” que “buscaría hacer un máximo de víctimas y podría intentar alcanzar ciertas infraestructuras como comunicación o energía nuclear”.

Entre los demás objetivos terroristas, la cúpula de las fuerzas antiterroristas teme ataques contra personalidades belgas como la familia real, miembros del gobierno y contra infraestructuras como aeropuertos, subtes, estaciones de trenes, embajadas extranjeras y sedes de organizaciones internacionales como la UE y la OTAN.

A esta lista se añade las concentraciones de personas para ver en pantallas gigantes los partidos de la selección belga en la Eurocopa de fútbol que se celebra en Francia, hospitales, centros comerciales, grandes hoteles, conciertos y otras concentraciones de personas.

Fuente: Clarin.com

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí