Medicina de guerra: cómo prepara Israel a sus soldados para minimizar las heridas de combate

En épocas de guerra no sólo es importante el entrenamiento militar. Hay otras especialidades que también resultan vitales a la hora del cuidado de los soldados. Luego de la segunda guerra entre Israel y el Líbano, desarrollada en agosto de 2006, las Fuerzas de Defensa israelíes (FDI) hicieron énfasis en la necesidad de mejorar la medicina de emergencia.
En diálogo con Infobae, el capitán doctor Matan Zar, de la brigada Nahal, reveló los principales avances que logró la Armada israelí en los últimos años, y remarcó la importancia de contar con un buen equipo médico.

«La medicina es una debilidad en toda guerra, desde el momento en que los enemigos buscan herirte constantemente», reconoció el médico formado en Tel Aviv.

Ante esa situación, y después de los intensos enfrentamientos con el Líbano que dejaron cientos de muertos y heridos, Israel puso manos a la obra paradesarrollar nuevos avances con el objetivo de «proteger a los soldados».

«En los últimos diez años hicimos grandes esfuerzos en esta área, con un proyecto que fue encarado desde varias etapas», indicó Zar.

La primera consiste en la «prevención». En los últimos años se realizó un importante trabajo para que los militares lleven equipos altamente preparados para evitar la mayor cantidad de heridos. En ese sentido, las FDI se enfocaron principalmente en «prevenir lesiones ópticas».

El desarrollo médico también cuenta con una etapa de «personal», en la que «toda compañía de la Armada tiene un campo de capacitación», conformado por entre cinco y diez médicos.

«Cuando un soldado es herido, en prácticamente cinco, seis minutos, es asistido por un médico», aseguró el capitán médico.

No obstante, todo soldado es entrenado en «primeros auxilios». «Por ejemplo, en cómo solucionar un sangrado, ya que es el factor más mortal para los militares».

Más allá de la parte operativa, Israel también realizó una fuerte inversión en tecnología. Uno de los dispositivos más novedosos es el CAT (Combate application tourniquet). Un moderno torniquete desarrollado específicamentepara el uso militar.

«Todo soldado en el campo de batalla lo lleva consigo, es de muy fácil uso para cualquiera con un mínimo entrenamiento y lo que hace es detener el sangrado en cuestión de segundos. Es lo mejor que se puede encontrar en todo el mundo hoy en día», explicó Zar, desde la base de su brigada en Nahal.

descarga

El equipo médico de las FDI también cuenta con «una nueva droga» que sirve para detener un sangrado. «Este mecanismo nos ha mostrado un gran potencial», aseveró.

Otro de los avances tecnológicos que remarcó Zar es un «Dry Plasma», el cual «es portado por los médicos al campo de batalla y funciona como un sustituto de sangre».

El capitán israelí resaltó la importancia de los militares en el tratamiento médico frente a una situación de un combatiente herido: «En caso de estar desangrándose, uno de sus compañeros, con previo entrenamiento adquirido,debe detener el sangrado, y en cuestión de minutos el equipo médico de la brigada arribará al lugar».

Israel afrontó estos diez años tras la segunda guerra con el Líbano con la premisa de que la emergencia médica era uno de los campos que más desarrollo debía adquirir. Hoy, cumplida ya una década desde aquel enfrentamiento de casi un mes, el ejército israelí cuenta con un significativo avance en esa materia.

Aunque advirtió que Israel «siempre está preparado para la guerra», Zar sostuvo que el país «no necesita una guerra para ser mejor».

Fuente: Infobae

 

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí