Los niños Sirios que juegan a la guerra

Los niños imitan a los mayores, en lo bueno y en lo malo. Se amoldan a la sociedad copiando a los adultos, y si estos luchan contra el régimen de El Asad, ellos también, aunque sea un juego. El fotógrafo de la agencia AFPA meer Alhalbi captó este miércoles unas imágenes en un distrito de Alepo controlado por los rebeldes donde se ve a un grupo de niños simulando la guerra. Su día a día.

A diferencia de las armas que tienen sus padres, tíos o hermanos mayores, las suyas son juguetes de plástico, pero sus gestos y expresiones muestran una terrible verosimilitud con los combates reales. Dos de ellos encañonan la pistola contra la cabeza de un ‘prisionero’, otro conduce una bicicleta en la calle mientras apunta con una metralleta al horizonte. Como si lo hubieran hecho toda la vida, así luchan (y juegan) los niños de Alepo.

Alepo es la segunda ciudad más importante de Siria. Situada al norte del país, cerca de la frontera turca, antes de la guerra era una un centro comercial en la República Árabe. Desde 2012 la ciudad está partida en dos y la zona oriental la controla el régimen de El Asad y los rebeldes moderados e islamistas controlan los barrios de la parte occidental de la ciudad. Es donde más difícil ha sido que se respete la tregua acordada en febrero e incluso en pleno cese de las hostilidades se han cometido bombardeos contra centros clínicos y hospitales por parte de ambos bandos. Es el principal foco de batalla entre rebeldes y el régimen de El Asad. Además, Al Nusra, filial de Al Qaeda en Siria, también está presente y ataca al régimen desde el sur.

Con motivo del fin del Ramadán el Ejército de El Asad decretó una tregua unilateral de 72 horas que ha aprovechado para cortar la única vía de suministros que quedaba hacia los barrios rebeldes de Alepo, con lo que ahora están asediados. Al norte de la ciudad, en la provincia homónima, combaten los kurdos y el Estado Islámico. El régimen lleva tiempo preparando una ofensiva final contra Alepo, lo que supondría un importante golpe de moral para las furzas de Al Asad.

Fuente: La Vanguardia

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí