General saudita en Israel: «Un Estado palestino neutralizaría la agresión iraní»

El general (retirado) saudita, Anwar Eshki, que visita Israel para promover la Iniciativa Árabe de Paz manifestó que la solución de dos estados para el conflicto entre Israel y los palestinos eliminará la excusa de Irán para apoyar a los grupos terroristas regionales.

El Dr. Eshki, que encabeza una delegación de académicos y empresarios que busca fomentar la discusión del plan de paz saudita, manifestó a la Radio del Ejército (Galei Tzáhal) que la normalización de las relaciones entre Israel y el mundo árabe está supeditada al establecimiento de un acuerdo de paz con los palestinos.

«No habrá paz con los países árabes antes de que haya paz con los palestinos», subrayó Eshki.

«Que yo sepa, no hay cooperación entre Israel y Arabia Saudita en el marco de la lucha contra el terrorismo, y aunque comparten el mismo enfoque en la búsqueda de una solución; nosotros queremos que Israel ponga fin a lo que ha causado este terrorismo».

Cuando se le preguntó si cree que Israel es la fuente del terrorismo regional, Eshki apuntó que: «El conflicto palestino-israelí no es la fuente del terrorismo, pero crea un terreno fértil para los actos de terrorismo en la región”.

Anwar-Eshki-725x484

«Si se resuelve el conflicto, los países que explotan la cuestión palestina, es decir Irán, ya no serán capaces de sacar provecho de ello», agregó, en alusión al apoyo que brinda Teherán los a grupos terroristas como tales como Hamas, la Jihad Islámica y Hezbollah.

Arabia Saudita no mantiene relaciones diplomáticas con Israel, pero la Iniciativa de Paz de 2002 promete lazos diplomáticos completos entre el Estado judío con Riad y otros 56 países árabes y musulmanes después de que se firme un acuerdo de paz con los palestinos.

Eshki se reunió con director general del Ministerio de Exteriores, Dore Gold, el Coordinador de las Actividades Gubernamentales en los Territorios (COGAT), el general Yoav Mordechai, y varios miembros de los partidos de oposición de la Knéset (Parlamento).

La visita del general retirado Eshki, que en el pasado ha sido un importante asesor del gobierno de Arabia Saudita, es un hecho extremadamente inusual. Si bien no ha sido una visita oficial, los analistas creen que Eshki no podría haber viajado a Israel sin la aprobación del gobierno saudita.

Han habido varios reportes sobre conversaciones secretas entre Israel y potencias regionales árabes, que están comenzando a ver al Estado judío como un potencial aliado contra lo que ellos consideran que es una amenaza mucho mayor: Irán y sus aspiraciones regionales. EFE/Aurora

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí