Paulina Tregerman: «Los padres de Daniel tuvieron una beba; es el símbolo que ellos eligieron para poder seguir viviendo»

El lunes 22 de agosto se cumplieron dos años del asesinato del niño de cuatro años, Daniel Tregerman que fue alcanzado por un misil del grupo terrorista Hamás cuando se encontraba en su casa en la ciudad de Shaar Haneveg y no llegó a refugiarse junto a sus padres, Doron y Dila, y sus dos hermanitos Yuval y Dori.

,La CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS mantuvo un diálogo con Paulina Tregerman, la abuela parterna de Daniel,quien se mostró muy conmovida, y que mostró un ejemplo de vida al contar como hace la familia para intentar superar la muerte de su nieto.

 

– El lunes se cumplió el segundo aniversario del asesinato de su nieto en manos de Hamás, ¿qué significado tiene para ustedes?

– Es una pérdida terrible…terrible, que no tiene explicación. No podemos acostumbrarnos a la idea,que el chiquito no este en nuestra casa. Nosotros sabemos que ya no esta, pero por otro lado, algunas veces, pensábamos que esto fue un chiste, que no sucedió una cosa así. De la misma manera piensa toda la familia. Es un estado en el que cada uno está pendiente del otro, de lo que puede decir, hacer y sentir. Los padres de Danielito ahora tienen una beba, que nació el año pasado en el mes de octubre, poco después del primer aniversario de Daniel, y es un símbolo que los padres eligieron para poder seguir viviendo, a pesar de que tienen otros chicos en la casa. A ellos le es muy importante el núcleo familiar, Doron y Dila trabajan, y además pasean muchos con los cinco chicos. Aparte de esta beba nacieron dos nietos más,de otros dos hijos.

Es una alegría inmensa para mí como abuela. Cuando nacieron mis tres primeros nietos yo pensaba si los iba a querer por que cuando nació el primero fue un amor increíble, pero cuando nacieron las mellizas pensaba que ya no me entraba más el amor que tenía para dar, pero a medida que pasó el tiempo e iban naciendo nietos y más nietos, te puedo confirmar que el corazón de una abuela es interminable. Hay lugar para todo el mundo dentro de mi corazón, hoy tengo 15 nietos, son todos divinos. Tengo una familia hermosa con el recuerdo eterno a Daniel.

– ¿Cómo se reconstruyó la familia tras el asesinato de su nieto?

– Siempre fuimos una familia muy unida, y ahora estamos más unidos que antes. Nos visitamos muy seguido, si ellos no viajan a mi casa, nosotros vamos a las de ellos. Somos muy unidos, especialmente los cuatro varones que se unieron muchísimo más de lo que podrían estar antes, tratando de ayudar a Doron.

Paulina

– ¿El Estado de Israel los ayudó en el tema de la atención psicológica para la familia?

–  Por supuesto, en ese sentido tuvimos un apoyo de amigos increíbles. Nos acompañan hasta hoy en día. El asunto de servicio social es permanentemente en toda la familia. Todos los que quisieron tener un apoyo psicológico lo tienen hasta hoy en día y lo van a tener el tiempo que sea necesario.

– ¿Cómo hacen para sobrellevar la muerte de Daniel?

– (Silencio…Suspira) Es muy difícil, muy muy difícil. Daniel era un nene hermoso e inteligente. Hay veces que me faltan palabras para poder explicar exactamente cómo se puede hacer, cómo pueden ayudar, qué te pueden decir. uno hace lo posible de superar los momentos y tratar de seguir la vida con todos los altibajos, por supuesto. Nosotros tenemos la fecha de aniversario de Daniel la semana que viene, ya que nos regimos con el calendario hebrero, así que el año de la muerte de él cae el martes 30 de agosto. Nosotros vamos todas las semanas al cementerio, y sobre la tumba de él hay una columna de lego y yo lo veo desde la entrada del cementerio cada vez que voy, y ahí me digo… «él esta ahí».

– En algún momento del duelo,  ¿la familia sintió odio por la situación que vivieron?

– (Silencio) El enojo fue muy grande, muy grande. Mira hay muchas situaciones que pasaron esta última semana, pensábamos mucho, recibimos muchas explicaciones. Nosotros no odiamos. Nosotros vivimos en Israel y tenemos pensado en no irnos de acá. Es una desgracia terrible, pero odio no. No es que te pones enfrente a una persona y le empezas a gritar; son pensamientos que te van cambiando la mente. Es algo terriblemente fuerte para ponerte a explicar la situación de la familia.

– Entonces, ¿ustedes no se van a ir de Israel?

– No, no. Yo hace 48 años que estoy acá; todos mis hijos nacieron en Israel. Viajamos al exterior para visitar otros lugares. Estuvimos en Argentina unas cuantas veces, pero no pienso irme de mi país. Yo tengo mi casa acá, no. No sé mis hijos por que la situación cambia día a día, pero no creo que alguno de ellos llegue a un punto de tener que levantarse e irse.

A continuación el audio de la entrevista:

Vis a Vis

Fotos:Archivo

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here