Yonathan Nowogrodski: «La visita del canciller iraní puede ser un trampolín para que haya actos terroristas en Chile»

El director ejecutivo de la comunidad judía de Chile, Yonathan Nowogrodski, dialogó en exclusiva con la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS acerca de la visita que realizó el canciller de Irán, Mohammad Javad Zarif, quien en una gira por algunos países de la región generó mucha polémica acerca de las «nuevas relaciones» comerciales que iba a entablar, a partir del acuerdo nuclear que fue firmado por las potencias del mundo, y después del levantamiento de las sanciones que pesaban sobre el país de Medio Oriente. Además, se refirió al creciente antisemitismo y antisionismo que existe en su país, y de la «incitación al odio» que realiza la comunidad palestina que vive en Chile.

– ¿Qué piensan de la visita que hizo el canciller iraní a Chile?

Nos parece terrible y nefasto que venga un país que viole los derechos humanos en forma abierta a minorías sexuales y a minorías religiosas; que practica el financiamiento del terrorismo, que niega el Holocausto y además que hace llamados abiertos a la destrucción del Estado de Israel.

– Se difundieron imágenes del atentado a la AMIA con una frase que decía: «No queremos un atentado a la AMIA en Chile». ¿Ustedes consideran que con la visita del canciller iraní el gobierno de Bachelet, indirectamente, le está abriendo las puertas al terrorismo? ¿Por qué?

Así como ocurrió el atentado a la AMIA en 1994 y que hubo participación de la Embajada de Irán, creemos que esto puede ser un trampolín para que haya actos terroristas en nuestro país. Con esta campaña queremos llamar la atención y  alertar a la población sobre este tipo de fenómenos.

– ¿Qué opinan los ciudadanos de la visita del canciller?

Hay ideas contrapuestas: gente que apoya y otros grupo que no, pero hay un consenso de que esta visita es absolutamente dañina. Parte de las campañas que se han sumado junto con la comunidad judía chilena están en la misma dirección que nosotros.

– Mantuvieron un encuentro con el ministro del Interior, ¿qué le plantearon y qué les respondió?

Le expresamos que había una incitación al odio, como lo fue en el caso del atentado al presidente de la comunidad judía de Paysandú (Uruguay). Todo lo que tiene que ver con la incitación al odio tiene un límite. Nosotros estamos trabajando y bregando para que salga una ley que proteja a los diferentes colectivos de la incitación a la discriminación, y así evitar los atentados que puedan llegar a ocurrir en caso de que las visitas que vengan de Irán a Chile, en términos comerciales, finalmente pueda llegar a derivar en un ataque terrorista.

–  En el último tiempo hubo expresiones antisemitas y antisionistas en distintos lugares de Chile, ¿cómo están trabajando con el Gobierno con respecto a esta temática?

Ha habido un gran trabajo con el Gobierno desde hace años sobre este tema. Hay una ley antidiscriminación. Sin embargo, la Federación Palestina es aquella que está haciendo una incitación al odio. Hace unos días salió publicada una caricatura antisemita en el sitio de la federación, y todavía no se han retractado de lo publicado. La comunidad judía se ha visto hostigada y acosada por la comunidad palestina, que en el fondo lo que ha buscado es herir parte de nuestra identidad con un profundo discurso antisionista,  que en el fondo niegan nuestro vínculo con el Estado de Israel, y el Gobierno ha estado abierto a este tema de la discriminación y el antisemitismo. Pero falta mucho para que haya una ley que proteja a esta incitación.

– ¿Están preocupados con el creciente antisemitismo? ¿Cuánta influencia tiene la comunidad palestina que vive en Chile con respecto a eso? 

La comunidad judía en Chile es alrededor de 15.000 personas y de la comunidad palestina son 350.000. Además tienen 15 miembros en el Parlamento sobre un total de 120, mientras que la comunidad judía sólo tiene dos miembros, y naturalmente este discurso antijudío ha generado en la gente una confusión, desde hace años, que ser judío, sionista e israelí es lo mismo, y tampoco se logró diferenciar la diversidad existente en la comunidad judía. Entonces, al final de cuenta, el clima es mucho más sensible para nosotros porque las deslegitimaciones puede llegar a permitir que haya un atentado terrorista con la modalidad de lobos solitarios.

– ¿Cuán instalado está el BDS (Boicot, Desinversiones y Sanciones)?

El BDS ha trabajado desde hace años acá, pero ha cobrado notoriedad cuando, a fines del año pasado, fue el embajador de Israel a dar una charla a la Universidad Nacional de Derecho de Chile, y después se hizo una votación en la que el 64% votó a favor del BDS. Sin embargo, en la misma facultad pública dónde los alumnos se pronunciaron en favor,  el Decano y la facultad se pronunciaron en contra del movimiento BDS. Hay consenso en la comunidad de que el BDS no conduce al diálogo, que es lo que nosotros finalmente queremos y que Chile se convierta en un modelo de convivencia para generar paz en otras comunidades y mostrárselos a israelíes y palestinos.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here