Ricardo Sáenz : “La causa de la denuncia de encubrimiento se va a abrir».

El fiscal general de la Cámara del Crimen, Ricardo Saenz, recibió a Vis a Vis un día después que la Corte Suprema de Justicia falló a favor de un pedido suyo: ordenó que la causa de la muerte de Alberto Nisman regrese a la justicia federal. Hay que recordar que en los primeros días de septiembre, Sáenz, junto a familiares de la víctima, pidieron a la Cámara Nacional de Casación Penal que esa causa fuera investigada por la Justicia Federal al considerar que es un caso de «gravedad institucional». Como la decisión fue mantener la investigación en el fuero penal de instrucción de la Capital Federal, el fiscal presentó un recurso de queja ante la Corte Suprema.

¿Cuál es su reflexión acerca del fallo de la Corte ordenando que la investigación de la muerte de Nisman pase al fuero federal?

El fallo era lo que esperábamos porque estábamos convencidos, tanto la fiscalía como los querellantes, que el caso ya no podía seguir en el fuero ordinario. La Corte Suprema lo dice con muy buen criterio: sea cual sea la hipótesis de la muerte, ésta estuvo relacionada con su trabajo como fiscal federal. La Corte, ni por prudencia ni por qué no correspondía porque solamente tenía a su consideración la competencia, jamás iba a inclinarse por una hipótesis. Pero lo importante es que cualquiera de las hipótesis de la muerte del Alberto Nisman, estaba ligada a su función de fiscal federal del atentado contra la sede de la AMIA y de haber denunciado a la ex presidenta de la Nación. Cuatro días antes de morir, venía sufriendo amenazas. Todo esto le da un contexto federal.

La causa de la muerte de Nisman vuelve a un fuero federal muy cuestionado. En este contexto, y teniendo en cuenta las trabas que hubo en la investigación ¿cómo ve usted esta investigación?

Lo que yo pienso es que esto no es inclinarse por un juzgado mejor, o si Ercolini va a investigar mejor que Palmaghini, ese no es el conflicto. El conflicto es que habiendo dos fueros en el mismo territorio la competencia está delimitada, o sea lo que nosotros veníamos pidiendo desde febrero. Y esto lo termina de zanjar definitivamente la Corte. Corresponde que esté en el fuero federal.

Ha pasado un año y ocho meses de la muerte del fiscal, ¿en qué medida eso afecta la investigación que pueda llevar adelante el juzgado federal?

Afecta. Incluso ya venía afectada la investigación cuando estaba en el fuero ordinario. Que no existieran huellas en el departamento también es un indicio de que a Nisman lo mataron. No es normal. Hubo un montón de gente, por esos días, en el departamento: la madre, gente de la fiscalía, él con Lagomarsino. Que no haya huellas pareciera que fue un escenario que fue trabajado de alguna manera para que nos las haya. La causa se dilata y asi como parece que hay causas de corrupción que se despertaron después del 10 de diciembre del año pasado, acá pasa algo parecido. Se empieza a avanzar, un poco, a partir del cambio de gobierno. La presión que ejerció el gobierno anterior para frenar esto fue mucha. Desprestigiaron la memoria de Nisman para atacar  su denuncia. Para mí la postura valiente que toma Nisman sobre el memorándum con Irán es lo que lo lleva al final que tuvo. Le pegan un tiro en la casa, cuatro días después de denunciar como delito la hipótesis de encubrimiento del pacto con Irán, y un día antes de que vaya a explicarlo al Congreso de la Nación.

El juez Rafecas, en un reportaje reciente en Vis a Vis, niega la existencia del delito por que las alertas rojas no se cayeron y el pacto con Irán no se firmó. Ahí usted tiene una postura totalmente diferente.

Absolutamente. No es por contestarle a Rafecas, a quién conozco. Yo quisiera contestarle a todos los que piensan como el juez federal, que es mucha gente. Jurídicamente nos han querido instalar que como no se ratificó en el Parlamento de Irán el Memorándum, no es aplicable. Ahora, lo que hay que explicar es que la denuncia de Nisman es por delito de encubrimiento. El encubrimiento no requiere un resultado concreto de que nunca caigan las alertas. La hipótesis de Nisman en la siguiente: de las escuchas surge toda una negociación bastante oscura del pacto y Argentina lo firma. Nuestro país para contribuir a bajar las alertas roja hizo todo lo que podía hacer, que no lo haya ejecutado Irán no significa que lo que los firmaron no hayan cometido el encubrimiento. Esa es la hipótesis delictiva de Nisman, por eso yo no coincido con los que dicen que no hay hipótesis delictiva. Pero además hay otra cuestión. Aunque discutieran la hipótesis delictiva lo que no vas a encontrar en la jurisprudencia del fuero federal es que con una denuncia de semejantes características y con 46 medidas de pruebas alguien diga: “No la abro”.

El juez Refecas aseguró que escuchó los audios y leyó el expediente, y que para él en ningún momento se involucra a ninguna autoridad del Poder Ejecutivo.

Pero D`Elía era funcionario del gobierno…defender a rajatablas de que no hay existencia de delito y por eso no la abro es absolutamente insensato para un juez, cuya función es investigar. Esto es lo que se le achaca, y yo creo que ahora en esta segunda vuelta la van a terminar abriendo.

 

¿Usted se refiere a la denuncia que hizo Nisman?

En Casación o en alguna segunda instancia se va a terminar abriendo.

Rafecas aseguró que Interpol fue el instigador del memorándum con Irán, ¿Cree que pudo haber tenido ese rol Interpol?

La verdad que no lo creo como hipótesis posible. Ahora si el juez de la causa dice que el instigador del pacto es Interpol y el fiscal Nisman denuncia que el memorándum es delito, con más razón la tendría que haber abierto. Hay que investigar cómo un organismo internacional como Interpol influye sobre la presidente y el ex canciller para que firmen un tratado. No es una buena hipótesis esa, y tampoco la veo viable.

¿Por qué cree que Rafecas no abre la causa?

Creo que un juez debería haberla abierto.

Desde el punto de vista jurídico, lo que él dice, por más que haya diferencias de interpretaciones, ¿usted no lo acepta?

No, no para mí es un encubrimiento consumado, y para ellos es un encubrimiento que se llama principio de ejecución de la tentativa. O sea, para Rafecas no entró en lo que es un umbral del delito. Pero para muchos y, me incluyo, pasó ese umbral. Toda esta discusión no puede quedar solo en la cabeza de Rafecas, porque hay querellas. Si llegara a pasar el caminito que llevó a que el fiscal De Luca desista en Casación va a quedar en el juicio de las querellas. Yo creo que esta vez la causa, si la Cámara Federal insiste en confirmar de vuelta a que no se abra, va a llegar a la Cámara de Casación. No la va a poder frenar un fiscal de esa cámara, porque hay querellas. Yo creo que ese debate jurídico hay que darlo en todas las instancias, no puede quedar en al aire.

¿Qué opinión tiene de la solicitada que firmaron algunos políticos, periodistas y artistas contra el juez Rafecas?

A mí me parece que tiene que ver con el derecho de la libertad de expresión. Si se siente agraviado por la solicitada podrá accionar.

Él menciona que el título fue lo que le molesto pidiendo la remoción de su cargo.

No es común una solicitada contra un juez. El año pasado nos decían que no es común que los fiscales organicen marchas en la calle. Yo les contestaba que no es común que aparezca un fiscal muerto después de haber denunciado a un gobierno. A partir de ahí van a empezar a pasar cosas que no pasan normalmente, como por ejemplo que no se abra una denuncia de este calibre o que no sé cuántos ciudadanos pidan la remoción de un juez. Estamos en un punto muy complicado porque la causa es complicada. A mi juicio, es la peor imputación que afronta el gobierno anterior. La corrupción mata porque ese dinero se podría haber destinado para otra cosa, pero la imputación de Nisman, aunque no se abrió, es haber negociado con los presuntos autores del Atentado a la AMIA, es muy grave la acusación. Por eso genera tanto ruido.

A partir de la decisión de la Corte de pasar la causa al fuero federal, la madre de Nisman, Sara Garfunkel, hizo un pedido de que la causa de la muerte de su hijo sea declarado un crimen de lesa humanidad, ¿jurídicamente es válido?

Yo creo que sí. Lo que a mí juicio, sin dudas, es una causa imprescriptible es la denuncia de Nisman: está denunciando el encubrimiento de una causa imprescriptible, como es el atentado a la AMIA. En la muerte del ex fiscal, yo le daría la derecha a la madre, pero yo soy fiscal, hay que ver qué dirían los jueces. No es una hipótesis alocada. ¿por qué son imprescriptibles los delitos de lesa humanidad? Por qué son crímenes de Estado…yo no digo que este probado que el Estado argentino, a través del gobierno anterior, lo mató. Pero la responsabilidad del Estado de que eso no debía haber sucedido, es claro desde mi punto de vista. Recuerdo que al momento de presentar la denuncia, algunos opinadores de televisión decían: “Nisman no se podía resfriar después de hacer la denuncia” y apareció con un tiro en la casa. La muerte se produce en el barrio más seguro de la ciudad, vivía en un edificio que tenía cámaras, seguridad privada. Entraron, limpiaron el departamento y se fueron. No lo podemos hacer nosotros tres fácilmente. Por lo menos hay que investigar la responsabilidad del Estado en todo eso. Eso lo hace muy cercano a un delito de lesa humanidad, aunque yo no tenga probado.

Por Damian Szvalb y Luciana Liberman Vassallo

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here