«Iom Kipur (día del perdón) es también Iom Hadin (día del juicio)», por Itzik Horn

Hoy el pueblo judío en todo el mundo se suma en una profunda reflexión; sean religiosos o laicos, creyentes o no, este no deja de ser un día especial para todos nosotros.

En el marco de esas reflexiones me preguntaba si este gobierno de derechas encabezado por Biniamin Netanyahu es consciente de todo y ante todos los que deben pedir perdón.

Evidentemente no. Como lo demuestra su diario accionar y su total falta de responsabilidad ante los hechos que provoca, siempre trata de echarle la culpa a los demás. Por lo tanto, he decidido humildemente elaborar una «listita» de temas por los cuales debe disculparse.

Estancamiento de las conversaciones con los palestinos: el proceso de paz prácticamente no existe y «Bibi» siempre encuentra un pero inmediatamente después de declarar que está dispuesto a negociar sin condicionamientos previos. Esta falta de avances solo beneficia a las agrupaciones extremistas, como el grupo terrorista Hamás y otras peores en el seno de la frustrada sociedad palestina.

La Franja de Gaza: En una de sus varias campañas electorales a lo largo de los casi 10 años que está en el poder, Bibi prometió terminar con el imperio del terror en la Franja de Gaza. Y aquí estamos con cuanta organización terrorista se les ocurra que existe en el mundo activa en la Franja, con el cavado de túneles de ataque por parte del grupo terrorista Hamás y con la continuidad de los disparos de misiles contra el sur de Israel, como ocurriera la semana pasada sobre la ciudad de Sderot (donde vivo) y un Kibutz cerca de la Franja.

La relación con Estados Unidos: Es la peor que tenemos con un presidente a lo largo de la historia, y gracias al comportamiento de Bibi con Obama. Pese al acuerdo de ayuda recientemente firmado con los norteamericanos, Netanyahu está en pánico temiendo que Obama antes de terminar su mandato presente alguna moción contra Israel o apruebe algo parecido presentado por otros países en las Naciones Unidas.

Los asentamientos: Este gobierno compuesto por la más rancia derecha y ultra derecha israelí sigue con su política de agrandar la construcción en los asentamientos en el margen occidental del Jordán, contra viento y marea para conformar a los halcones dentro de la coalición de Gobierno y en su propio partido el Likud.

Destrucción de la oposición: Desde que asumió, Bibi intenta destruir al principal partido opositor, Avodá – el laborismo -, regando rumores de la incorporación de estos a un Gobierno de unidad nacional y desestimando -y burlándose de los demás partidos opositores.

Y la lista sigue. Espero que a pesar de todo esto, nosotros los ciudadanos de Israel seamos inscriptos en »EL LIBRO DE LA VIDA».

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here