George Chaya: «Rusia es un gran ganador de Medio Oriente»

En la entrevista que le dio en exclusiva a la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS, el analista político internacional y BA en Historia, George Chaya hablo acerca de la pérdida de terreno del Estado Islámico y cómo se va reciclar luego de que, definitivamente, pierdan Irak y Siria. También analizó la posición relevante que tiene Rusia hoy en el esquema de Medio Oriente y se refirió a la adquisición de la Base Naval de Turtus en un acuerdo bilateral con Siria.

– ¿Cómo esta Medio Oriente hoy?

– Medio Oriente nunca ha estado bien, en cuanto a armonización y pacificación de la región. Infortunadamente, la violencia ha sido una forma de vida en Medio Oriente. Con la Revolución Islámica se profundizo con la ascendencia de Alí Jamenei. La influencia regional del Irán persa-chiíta expandió más violencia de hecho financia, hoy en día, grupos terroristas que han golpeado no solo la región, si no aquí mismo en la Argentina con el atentado a la AMIA, según investiga la Justicia Argentina. Medio Oriente ha perdido el rumbo hemos sido muy poco los editores que desde un lugar señalamos, allá por 2010/11, que no había que festejar por la Primavera Árabe. Muchos colegas aplaudieron esos levantamientos como situaciones que iban a pavimentar el camino para la democracia o los cambios de gobierno. Quitar los dictadores, esto es cierto, no se trata de defender ningún dictador: Gadafi, Mubarak y Ben Alí en Túnez lo eran, pero no se trataba de cambiar tiranos para continuar con la tiranía, que fue lo que ocurrió. Egipto fue el ejemplo palmario, pero duró un año por que la Hermandad Musulmana hizo tal desmadre que cayó. Por tanto, en el Medio Oriente, post-Primavera Árabe, ha generado un reverdecer de estos movimientos islamistas que reivindican su crecimiento y sus posiciones, a partir del fracaso de esas dictaduras laicas. Es decir, la manifestación del movimiento islamista no es más que el fracaso de los dictadores árabes durante cuarenta o cincuenta años. Dictaduras tradicionales que han sido allanado el camino en todos los casos, salvo Siria, transferir el poder a sus hijos y continuar con esa suerte de monarquía dictatorial y absolutista como hizo Basshar Al Assad (padre) con su hijo, que el mundo ya sabe como se maneja. La democracia no es una planta que tú puedes trasplantarla de un sitio a otro y va a florecer. La democracia tiene un proceso, las revoluciones son silenciosas, no tumultuosas. No las debe financiar ningún régimen criminal como el iraní, no las debe televisar multitudinariamente como lo hizo Al Jazeera. Es decir que hubo todo un sistema y un engranaje perverso para que el mudo creyera que esto era el advenimiento de la democracia. Esto no fue más que un invierno crudo, de destrucción que ha dejado casi 400.000 muertos en Siria, y todavía se sigue combatiendo generando un antecedente inexistente en Medio Oriente. Hoy vemos que el Daesh sí pudo establecer el ejército, dominó o domina el territorio, aunque la batalla de Mosul es probable que la pierdan en horas, lo mismo va a ocurrir en Alepo con el apoyo de la Fuerza Aérea rusa a las fuerzas sirias, así que van a perder territorialmente y militarmente en su ejército conformado por sirios y occidentales. En todo esto tiene una gran responsabilidad occidente: la Unión Europea, Bruselas y Whashington, de allí mi crítica constructiva para con la gestión Obama.

Lo que viene en Medio Oriente es un camino largo todavía estamos a mitad del río, por graficarlo. El mundo árabe necesita un cambio, necesita de varias revoluciones, pero no de las que se han sindicado aquí como Primaveras Árabes. Esto requiere una revolución cultural, educacional, y por sobre todo, las revoluciones no se hacen colocando bombas y asesinando personas. Las revoluciones nacen en silencio y se instalan buscando vías de alternativas democráticas.

– ISIS tiene la idea de El Califato, que comprende territorio y ejército sumado a los lobos solitarios que actúan en diferentes países. Al perder territorio, ¿cómo se va a replantear su forma de actuar?

– ISIS se va a reciclar y es peligroso el reciclado. Mucho más peligroso que su primo Al Qaeda o cualquier otra agrupación que hayamos visto trabajando y accionando en Oriente Medio. El peligro del reciclado del ISIS va a ser de resultados extraordinarios y atroces para Europa y para Occidente todo… ¿por qué? Definitivamente al perder territorio, al ver su ejército destruido, lo que ya están haciendo es buscar lugares santuarios donde puedan establecerse en capitales europeas. Hoy han elegido Kosovo y los Balcanes. El tránsito por los Balcanes es muy fácil para el ISIS. Varias agencias de seguridad, como por ejemplo la alemana y la británica, han detectado más de 70 yihadistas que han combatido en Siria que están muy bien preparados y han hecho base en Kosovo. Esta gente sin ejército y sin territorio, a lo que se va a dedicar va a ser a golpear con atentados que tengan impacto ante la prensa como los que vimos en Niza, París y Orlando. No son solo lobos solitarios, más allá de las células dormidas y del buen uso que han hecho de las herramientas tecnológicas como Twitter y Facebook diferentes opciones para cooptar y adoctrinar a estos lobos solitarios, están introduciendo dentro del continente europeo a través de los Balcanes elementos que vienen de combatir muy bien preparados que pueden llegar a ocasionar un daño tremendo a la comunidad internacional. Además ya le han declarado la guerra al chiísmo y donde hay chiíta van por ellos. Por tanto, no están exento Estados Unidos de estos ataques, y algunas regiones de Sudamérica. Ese va a ser el camino de Daesh, a mi juicio, lo que sea el día después a la pérdida de Mosul y de los demás territorios.

– ¿Crees que estamos ante una guerra religiosa?

– Estamos ante una guerra sectaria política, donde la política juega un papel importante desde lo sectario, pero no una guerra religiosa abierta ¿por qué? Lo que vemos como brutalidad y violencia por parte del ISIS es una minoría muy silenciosa dentro del Islam. Hay que hacer muy bien la diferencia entre los que Islam e islamismo militar militante. Yo no tengo dudas de que hay millones de musulmanes en el mundo que saben discernir entre lo que es el bien y el mal, que quieren vivir en paz y enviar a sus hijos a la universidad, pero están callados y eso nos hace mucho daño al mundo de hoy. Están callados con razones lógicas por temores o por alguna fatwa. Lo que tenemos que ayudar es a que hablen, a que alcen su voz y se sientan seguros y apoyados, por los que nos decimos hijos de la ilustración. Solo así vamos a poder vencer al islamismo radical, a esa ideología perversa y que está en constante movimiento buscando blancos para imponer su violencia.

ISIS (1)

No estoy tan seguro que sea una guerra religiosa. Si es cierto que hay un revival de lo que fue la batalla de Karbala entre sunitas y chiítas. Hoy el sunismo esta en la defensa, salvo hablando de ISIS,de un avance arrollador que ha tenido el chiísmo a partir de la Revolución Islámica de Irán. Desde ese aspecto, sí hay una confrontación religiosa que se desató como una guerra abierta a partir de la aparición de Daesh. ISIS quiere una guerra religiosa. La religión esa menudo el arma que llevan en su chaqueta los dictadores y echan mano a ella y la convierten en la piedra rojadiza, cuando les conviene.

– Hay algunos analistas que hablan que Rusia no tiene un papel tan preponderante desde la Guerra Fría. Pero al mismo tiempo, Rusia tiene un doble standar, ¿qué papel ocupa?

– Hay una clara política de Estado de Moscú, encabezada por Vladimir Putin, que yo la llamaría una suerte de neo-imperalismo ruso. Hubo políticas truncadas con la caída de la ex Unión Soviética. Putin ha hecho mucho por reflotarlas, si vamos al caso de las naciones separatistas y los problemas que han habido con Ucrania. Tiene mucho que ver con políticas que quedaron pendientes de la URSS. Cuando implosiona la ex Unión Soviética esos problemas se contuvieron, pero ciertas crisis, adentrado el siglo XXI, han tomado cuerpo de forma violenta. Entre ellas, una de esas políticas era la presencia estratégica que Moscú, hoy, y la ex Unión Soviética, antes, pretendían en Medio Oriente. Era vital para ellos la región, no solo por el petroleo y los gasoductos, sino desde lo estratégico y militar. De hecho, hace pocos días se firmó un acuerdo bilateral entre Damasco y Moscú por medio del cual de forma, indefinida, le dan la Base Naval de Tartus con la que cuentan en el Mar Mediterráneo. Para los rusos es muy relevante desde lo estratégico: las naves rusas tienen toda la libertad de cruzar el Mediterráneo, para desplazarse por el Mar Egeo, el sur de Europa y los Balcanes. Desde ahí van a cuidar los grandes gasoductos. También con esto están frenando las políticas de expancionismo de Turquía y de Erdogan, cuyas apetencias hoy están en baja, pero las tuvo.

rusia_siria

El papel y el rol de Rusia es muy importante, y en la línea del tiempo le ha tocado un amateur en la Casa Blanca, entonces se vio favorecido. Ha sido muy claro Putin, días pasados, cuando dijo: “Yo no soy amigo del Sr. Obama, yo soy el presidente de Rusia”. Obama ha tenido demasiadas debilidades mostradas hacía Moscú, demasiadas idas y venidas, demasiados errores geo-políticos en Medio Oriente, y ha favorecido el avance de Putin como un liderazgo fuerte en Europa, también. Rusia es vital para sostener el régimen de Assad cuyo destino hubiese sido muy diferente si no hubiera intervenido, esto es claro.

Rusia juega un papel relevante en el guerra civil Siria, en su peligrosa asociación con Irán y a la vez juega un papel simbólico, estable, medido con el Estado de Israel. Este es el juego central, el resto de los países para Rusia no son relevantes. Ya le cobró su deuda a Siria con la adquisición de la Base Naval de Tartus. Con todo esto, puedo asegurar que Rusia es un gran ganador en Medio Oriente.

base-tartus-neustrashimi-y-escoltas-f

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here