Israel lucha contra los incendios cerca de Jerusalem y Haifa

Los fuertes vientos y las condiciones secas se combinaron para alimentar una erupción de incendios forestales en torno a Israel por tercer día consecutivo el jueves por la mañana, con incendios que estallan cerca de la ciudad central de Modiin, en las colinas boscosas que rodean Jerusalem y Haifa.

Los dos puntos principales son Haifa, en los barrios de Romema y Ramot Sapir, y la zona de Jerusalem.

Todos los residentes de Romema, Givat Oranim, Ramot Sapir y la universidad de Haifa han sido evacuados. La Municipalidad abrió centros para albergar a la gente.

Los bomberos están exhaustos.

En Haifa intentaron incendiar el depto de bomberos (intencionalmente). Se habla de que el clima seguirá así hasta el martes

El fuego ha llegado también a Talmon y Biniamin en Samaria. Todos los residentes de allí fueron evacuados.

Los vientos son extremadamente fuertes. La estación de radio Galei Tzahal ha abierto una línea para comunicación de los oyentes, Gal Patuaj.

También estallaron incendios cerca del cruce de Shilat en la entrada norte de Modiin, con la policía cerrando brevemente la ruta 443, una de las dos carreteras principales que conectan Jerusalem y Tel Aviv, creando importantes complicaciones de tráfico a los viajeros matutinos. Los bomberos lograron controlar el fuego a media mañana.

Los bomberos también lucharon por controlar las llamas que arrasaban desde la comunidad de Neve Ilan hacia la Ruta 1, la otra arteria principal en la capital, en el cruce Sha’ar Hagai.

Ocho motores y dos aviones estaban allí para frenar el avance de los incendios hacia Modiin. A los residentes de varias calles de la ciudad se les dijo que permanecieran en el interior.

Un incendio cerca del asentamiento israelí de Talmon en Judea y Samaria comenzó a extenderse hacia los hogares, con la policía pidiendo que algunas personas evacuaran, horas después de que las autoridades dijeran que el incendio estaba bajo control durante la noche.

Un incendio también estalló cerca de Haifa en el norte de Israel, con al menos dos personas que necesitan tratamiento después de sufrir inhalación de humo.

Los bomberos han estado luchando para seguir el ritmo de una serie de incendios que han aparecido en todo el país, varios de los cuales han amenazado casas. Se prevé que los vientos fuertes y las condiciones secas hagan que el jueves sea también combustible.

Los temores de nuevos incendios llevaron al primer ministro Benjamin Netanyahu a pedir ayuda a países extranjeros, como Grecia, Croacia y Chipre, que enviarán aviones contra incendios. También se reciben aviones de Turquía y Rusia.

En total se han producido 220 incendios en todo el país en los últimos dos días, comenzando con un incendio cerca de Neve Shalom fuera de Jerusalem que obligó a la comunidad a evacuar en las horas previas al amanecer del martes.

El miércoles por la noche, los bomberos finalmente tomaron control de los incendios forestales en las comunidades del norte de Zichron Yaakov y Gilon, permitiendo que algunos residentes evacuados regresaran a sus hogares.

La policía también planeó reforzar la presencia de las fuerzas de seguridad en la zona, a medida que aumentaba la sospecha de que el incendio provocado podría ser la causa de algunos de los incendios. Otros incendios han sido culpados por negligencia.

Los bomberos de Zichron Yaakov -que lucharon durante 29 horas- recibieron instrucciones de retirarse, aparte de los ocho equipos que permanecían en la zona en caso de nuevos brotes.

Unas 20 casas fueron dañadas por el incendio y varias personas necesitaron ser tratadas por inhalación de humo.

A las personas cuyas casas resultaron dañadas no se les permitió regresar.

En la ciudad de Gilon, cerca de Carmiel, algunos residentes también pudieron regresar a sus hogares, varias horas después de que unas 80 residencias fueran evacuadas por el incendio forestal que se aproximaba.

No se reportaron heridos, pero tres casas resultaron dañadas por el incendio, dijo la policía de Galilea. La electricidad, que había sido cortada a la aldea, fue restaurada el miércoles por la noche.

Un portavoz del servicio médico de emergencia, Magen David Adom, dijo que los paramédicos trataron a un total de 21 personas en todo el país por inhalación de humo el miércoles.

El primer ministro Benjamin Netanyahu visitó un área cercana a Zichron Yaakov golpeado por el fuego el miércoles para ofrecer su apoyo a los equipos de bomberos de allí. Dijo que parecía que algunos de los incendios se iniciaron deliberadamente.

“Hay alguna evidencia de incendio provocado”, dijo Netanyahu en un centro de mando del Servicio de Bomberos y Rescate, donde fue informado de los esfuerzos en curso para sofocar las llamas por el ministro de Seguridad Pública Gilad Erdan y el comisionado de policía de Israel, Roni Alsheich.

“Nuestro primer objetivo es salvar vidas y pido a los residentes que hagan exactamente lo que las autoridades les piden. Nuestro segundo objetivo es apagar los incendios”, dijo Netanyahu a periodistas. No dio más detalles sobre el supuesto incendio.

Como resultado de las sospechas, Erdan y Alsheich anunciaron que aumentarán considerablemente las patrullas de policía en ciertas áreas, en particular los lugares abiertos cercanos a las propiedades residenciales. El objetivo es impedir cualquier incendio posterior y localizar cualquier incendio desde el principio, para que puedan ser tratados con rapidez.

Fuente: The Times of Israel y Galei Tzahal
Traducción: Enlace Judío

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here