La evacuación de Alepo vuelve a posponerse por la quema de autobuses

El reinicio de la evacuación del este de Alepo –bajo control rebelde- tras la suspensión del pasado viernes, quedaba este domingo supeditada al avance paralelo en evacuaciones en las poblaciones de mayoría chií de Fua y Kefraya, controladas por el régimen de Al Assad y sitiadas por los yihadistas del Frente de la Conquista de Levante (exfilial siria de Al Qaeda).

Antes de iniciarse la evacuación en estas dos ciudades, seis buses que estaban preparados para trasladar a heridos y gente que busca huir de la ciudad fueron atacados y quemados por grupos rebeldes. Si bien en un inicio se suponía que este episodio no ponía en riesgo los planes de evacuación, estos se han visto frenados en seco y posteriormente se han detenido completamente hasta que se llegue a un nuevo acuerdo, según explicó el director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, Rami Abderrahmán.

El director de la ONG añadió que el régimen sirio e Irán exigen garantías para la seguridad en la evacuación de los civiles de las localidades de mayoría chií Fua y Kefraya como condición para retomar la operación de salida de Alepo. Los autobuses que entraron hoy, quince según la ONG y 25 según la agencia oficial SANA, salieron vacíos de la ciudad.

En cuanto a las otras dos poblaciones chiíes, ubicadas en territorio gubernamental en la provincia septentrional de Idleb, cinco autobuses se quedaron retenidos y seis fueron quemados, según Abderrahmán.

Un chófer de uno de los vehículos murió en el incendio, agregó el director del Observatorio, que atribuyó el ataque a la facción radical Yund al Aqsa, que juró fidelidad al Frente de la Conquista del Levante, antiguo Frente al Nusra y exfilial de Al Qaeda en Siria.

Durante este domingo, los buses habían empezado a entrar en los barrios de Zabdiyé, Salaheddine, al-Machad y al-Ansari, bajo supervisión de la Luna Roja y el Comité Internacional de la Cruz Roja. La ONU cifró en la semana en unos 40.000 los que esperan para ser evacuados, en medio de condiciones de frío extremo y malas condiciones higiénicas.

De aplicarse el acuerdo al que habían llegado este sábado Gobierno, oposición, Turquía, Rusia e Irán, se habría dado un juego de evacuaciones paralelas entre ciudades ocupadas por rebeldes y ciudades bajo el control del Gobierno.

Tras tres jornadas, hay divergencia sobre el número de personas ya evacuadas. Hasta el viernes, los opositores hablaban de unas 7.500 personas, mientras que las tropas rusas la elevaban a 9.500. El enviado de Naciones Unidas para Siria, Staffan de Mistura, afirmó el pasado viernes que 50.000 personas esperaban ser evacuadas en el este de Alepo. Descontadas las personas que ya habrían abandonado la ciudad, quedarían cerca de 40.000 esperando un rescate.

Ante la falta de consenso y seguridad en las evacuaciones, los quince miembros del Consejo de Seguridad de la ONU se reunieron este domingo para negociar un texto de compromiso. Durante la jornada, debía votarse un documento propuesto por Francia que planteaba un proyecto para que personal de la ONU pudiese coordinar y supervisar las evacuaciones de Alepo.

Sin embargo, la votación se aplazó hasta este lunes ante la negativa a aceptar algunos de sus puntos por parte de Rusia, cuyo poder de veto garantizaba el fracaso de la propuesta si era sometida a votación.

lvin03a17_cas_4_1_2679155620-ktfb-656x636lavanguardia-web

 

Finalmente, y con una propuesta alternativa rusa sobre la mesa, los quince países lograron un compromiso, que prevén adoptar mañana en una reunión que comenzará a partir de las 14:00 GMT, según fuentes diplomáticas.

El texto original de Francia proponía que personal de Naciones Unidas que ya está en Siria se encargue de coordinar y supervisar las evacuaciones, con el fin de garantizar que el proceso se desarrolle de forma adecuada y se eviten abusos.

Mientras, Rusia defendía que “la idea de desplegar inmediatamente personal de la ONU sin preparación en Alepo oriental es propensa a causar un desastre”, dado que en la zona sigue habiendo combates entre distintos grupos y pueden quedar terroristas.

La evacuación se daría en dos etapas, informó a AFP un responsable de los rebeldes sirios. “En una primera, se evacuarán la mitad de las personas sitiadas de Alepo, mientras que en paralelo saldrán 1.250 de la población de Fua”.

En una segunda etapa, saldrán otras 1.500 personas de ambas poblaciones, mismo número que saldrá de Zabadani y Madaya, que están bajo control rebelde y sitiadas por fuerzas de Al Assad. En total, se espera la salida de entre 3.000 y 4.000 civiles de Fua y Kefraya.

Fuente: La Vanguardia

1 COMENTARIO

  1. ¡Que inmensa tristeza inunda mi alma por Alepo!!! Todo en manos del sanguinario y criminal Islam…da lo mismo si los beligerantes son sunitas o chiítas, si pertenecen al cruel déspota Al-Assad, al Daesh o al régimen oscurantista de los ayatolás en Irán. Todos ellos tienen un denominador común: destruir y masacrar a la mayor cantidad de personas y poblados posible, sin importarles un bledo su propia vida.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here