EE.UU lanzó un ataque a una base militar Siria y Rusia refuerza las defensas antiaéreas de ese país

Estados Unidos lanzó anoche un ataque con misiles contra una base aérea en Siria, ordenado por el presidente Donald Trump, a pesar de una severa advertencia de Rusia sobre las «consecuencias negativas» de una acción militar unilateral. Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), al menos siete soldados sirios murieron en los bombardeos que «destruyeron casi totalmente» una base aérea del régimen. Según la agencia de noticias oficial siria, Sana, nueve civiles murieron.

El ataque es «vital para la seguridad nacional», dijo el propio Trump, quien recordó que el líder sirio, Bashar al Assad, atacó con gas neurotóxico a «hombres, mujeres y niños indefensos».

En represalia a este ataque, el gobierno de Rusia encabezado por Vladimir Putin convocó hoy a su Consejo de Seguridad para analizar el ataque realizado por el gobierno de Donald Trump en la base militar siria. «No sabemos qué objetivos se propuso Washington al tomar la decisión sobre esos ataques. Pero es un hecho indiscutible que los ataques se han realizado en beneficio del ISIS, el Frente al Nusra y otras organizaciones terroristas», subrayó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Cabe recordar que Rusia es un aliado de Siria en la lucha contra el terrorismo yihadista islámico, más conocido como Estado Islámico. Pero al mismo tiempo, el régimen de Bashar al Assad que ya lleva más de cinco años masacrando a civiles. El último ataque que realizó el gobierno sirio esta semana contra sus ciudadanos fue con gas sarín que provocó la muerte de  83 civiles, entre ellos 25 niños.

Según información provista por el Kremlin aseguraron que «menos de la mitad de los 59 misiles lanzados por la Armada Norteamericana alcanzó el objetivo».

Fuente: Medios Nacionales y Agencias

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here