Un neonazi convertido al islam mató a sus compañeros de piso por «no respetar» su religión

Un varón neonazi de Florida mató a sus compañeros de piso después de convertirse al islam y que estos no respetaran su nueva fe, según publicó el New York Daily News.

Devon Arthurs, de 18 años, condujo a los agentes de policía de Tampa hasta los cuerpos de sus antiguos amigos, Jeremy Himmelman, de 22 años, y Andrew Oneschuk, de 18. Ambos tenían heridas de bala en la cabeza y en la parte superior del cuerpo.

Antes de eso, supuestamente, Arthurs habría tomado como rehenes a dos clientes y un empleado del ‘grow shop‘ Green Planet Smoke, un establecimiento especializado en productos relacionados con el consumo de marihuana.

El joven declaró a la policía que, con sus supuestos amigos, compartían sus “creencias neonazis”, pero que cuando se convirtió al islam, estos “despreciaron” su nueva religión, lo que provocó la reacción violenta de Arthurs, que asegura que su intención era llamar la atención sobre “su causa”, según la policía.

Ahora, se enfrenta ahora a dos cargos por asesinato, dos por agresión agravada y tres por secuestro armado.

Un tercer compañero de piso, Brandon Russell, se salvó de la matanza por no encontrarse en el piso en ese momento. Sin embargo, este también fue detenido por estar en posesión de material para la fabricación de bombas y otra propaganda neonazi. Aunque él se defendió alegando que se trataba de los restos de un proyecto de ingeniería que hizo en 2013, Arthurs aseguró que el cuarto inquilino participaba en chats de ideología neonazi en los que «amenazaba con matar a la gente y bombardear infraestructuras.

3 COMENTARIOS

  1. online cialis While we developed this descriptive tool to meet the objectives of this pilot study, we hope that the results can provide a basis for a more standardized instrument that can be used to investigate the same objectives for any number of drugs purchased from NPOPs in future studies

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí