Reunión entre un ministro israelí y uno palestino: ¿Un paso hacia la paz?

El ministro de Finanzas, Moshé Kahlón, se reunió con el primer ministro de la Autoridad Palestina (AP), Rami Hamdallah, para discutir las medidas aprobadas por el Gabinete, el mes pasado, para mejorar los lazos económicos con la AP y aliviar las restricciones al movimiento de los palestinos. El Gabinete israelí había aprobado esas medidas en vísperas de la visita del presidente norteamericano, Donald Trump, a la región, que tuvo el mes pasado.

Las medidas incluyen la expansión de los horarios de funcionamiento de importantes pasos fronterizos a través de los cuales se desplazan numerosos palestinos. El Puente Allenby, que cruza hacia Jordania estará abierto las veinticuatro horas, en tanto que se ampliarán los horarios y la infraestructura en otros cruces.

El Gabinete aprobó también el establecimiento de una zona industrial cerca del cruce Tarkumiya, al noroeste de Hebrón en el sur de Cisjordania (Judea y Samaria).

El plan incluye la relajación de restricciones para la construcción en las zonas de Cisjordania controladas por Israel, conocidas como Área C, cuando limitan con centros poblados palestinos de las Áreas A y B, bajo el control de la AP.

Los Acuerdos de Oslo, firmados por Israel y los palestinos, en la década de los noventa, dividen a Cisjordania, en tres áreas administrativas: Área A bajo control exclusivo de la Autoridad Palestina; Área C, que incluye a la mayoría de los asentamientos israelíes y está bajo control exclusivo de Israel; y las Áreas B,  bajo la responsabilidad civil de la AP y el control de seguridad del ejército israelí.

Durante la reunión de Kahlon y Hamdallah, que tuvo lugar en Ramallah, la capital administrativa de la AP, participaron el Coordinador de las Actividades del Gobierno en los Territorios, general Yoav Mordechai, el ministro de Asuntos Civiles de la AP, Hussein al Sheikh.

El partido Kulanu, de lidera Kahlon, indicó que la reunión fue la última en una serie de encuentros que mantuvo el ministro de Finanzas, y precisó que el primer ministro, Biniamín Netanyahu, estuvo al tanto de las discusiones.

En su reciente visita, el presidente norteamericano, Donald Trump, instó a Israel y los palestinos a hacer gestos de buena voluntad para crear un clima propicio para reanudar las negociaciones.

El envidado especial del presidente norteamericano para la región Jason Greenblatt, mantuvo encuentros con ambas partes.

Desde que finalizaron las últimas conversaciones de paz, en 2014, las reuniones de altos funcionarios israelíes y palestinos han sido escasas.

Vía Aurora

DEJAR UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí