Asunción de la nueva Comisión Directiva: «La AMIA es la casa de todos los judíos argentinos»

En la tarde noche del miércoles se llevo a cabo, en el auditorio de la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) el traspaso de mando a la nueva conducción directiva, liderada por el presidente entrante, Dr. Agustín Zbar, junto a un grupo que conducirá los destinos de la mutual luego de un año lleno de complejidades judiciales y denuncias públicas.

En primer lugar, el secretario general saliente, Mario Sobol, detalló todas las actividades que se realizaron en el período que comprendió la CD saliente con los proyectos más destacados que encaró la mutual, entre los que se encontraban la expansión del proyecto Hippy a seis provincias, la cuarta edición del «Concurso Creando Memoria», la presentación del libro «Causa AMIA» escrito por el abogado Dr. Miguel Bronfman, quien durante muchos años fue el patrocinador de AMIA en la causa y que en la actualidad dio un paso al costado, pero continúa como asesor.

A continuación, se le entregó una plaqueta por la labor que llevó adelante la Comisión Directiva saliente y los invitados permanentes que fueron entregadas por el secretario general y el ya ex presidente, Leonardo Jmelnitzky. Los reconocimientos finales fueron entregados por Agustín Zbar y Darío Curiel, presidente y secretario general entrante, respectivamente.

Luego, Jmelnitzky brindó su último discurso como presidente de AMIA en el que destacó la importancia del «retorno a la normalidad institucional» y, acerca de la agrupación Juntos por AMIA, que no la quiso nombrar, aseguró: «Hemos conseguido las elecciones luego de largas batallas judiciales promovidas por quienes olvidando su rol de azkanim se equivocaron, no supieron o no quisieron medir las consecuencias de sus actos traspasando límites que nadie se había atrevido. Lo cual es obvio decirlo, no debía haber ocurrido». En otro pasaje de su discurso se atrevió a plantear que la AMIA debe modificar algunas cuestiones que continúan implementándose desde su creación, hace más de 120 años, y «pensar un AMIA para el siglo XXI (…) requiere ser capaces de encontrar esos comunes denominadores que se fueron dilucidando con el paso del tiempo. Obviamente no se trata de retornar a los inicios, eso sería imposible y no tendría sentido, pero sí creo que deberíamos ser capaces de redescubrir, en esos comienzos, el sustrato o esencia a partir del cual todo fue construido».

Luego, la nueva Comisión Directiva fue llamada a subir al escenario para escuchar el discurso de Zbar, que fue muy similar al que dio cuando la Asamblea Especial Electora lo consagró como presidente de la mutual, aunque aquí intentó darle un tono más institucional, formal y concreto acerca de algunas cuestiones que llevará adelante la institución, entre las cuales se encuentra la causa AMIA: «Sabemos quiénes fueron, los tres poderes del Estado lo dijeron, sabemos cómo fue, pero no está claro como seguir avanzando para lograr que paguen por su crimen de lesa humanidad». En otro momento, continuando con la misma línea, enfatizó: «Es el mérito de la AMIA, en todas sus conducciones, desde 1994, hasta hoy que la causa principal no se haya desviado de la verdad». También mencionó a Alberto Nisman como la víctima número 86 del atentado a la AMIA y expresó que «es una causa directa de la impunidad». Para cerrar el capítulo de la causa del atentado, remarcó: «No más comisiones de la verdad, no más comisiones especiales, no más dilaciones y distracciones. Solamente justicia del Poder Judicial independiente y en ejercicio de todas las garantías nacionales e internacionales. Solo la decisión política de no desviarnos más de la verdad puede traernos Justicia».

Durante el acto de asunción se agradeció las salutaciones del presidente de la Nación, Mauricio Macri; la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti; el jefe de gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el juez de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz; y por la comunidad judía recibió la salutación del nuevo presidente del Congreso Judío Latinoamericano, Adrián Werthein.

Con respecto a la parte institucional de la mutual, Zbar confirmó a gran parte del staff de directores de la AMIA, incluso a su director ejecutivo, Daniel Pomerantz, y además comentó que para el Vaad Hajinuj se designó a Ariel Cohen Imach, que lo destacó por tener muchas credenciales para dirigir esa área, que además trabajará con la FEJA (Federación de Escuelas Judías de la Argentina). En el Superior Rabinato de la Argentina continuará el Rabino Gabriel Davidovich.

Zbar también se tomó un momento para asegurar que la AMIA «esta fuerte y unida» y remarcó: «No permitiremos que nadie, ninguna persona, ninguna institución, hable políticamente por nosotros. La AMIA no delega su representación, pues somos muy cuidadosos en todo lo que decimos y hacemos».  También dijo que tratarán de «decir poco, sólo lo necesario, y hacer mucho».  Para finalizar, agregó: «La AMIA es la casa de todos los judíos argentinos. Las lecciones de la historia nos demuestran una y otra vez que cuando las comunidades judías se apartaron de sus tradiciones se debilitaron hasta desaparecer, no tuvieron el combustible espiritual para continuar», en referencia al conflicto judicial que se suscitó el año pasado que paralizó dos veces las elecciones en la mutual por decisiones judiciales.

En la presentación de la nueva Comisión estuvieron el ministro de Hacienda Nicolas Dujovne; el juez Franco Fiumara; el dirigente radical Ricardo Gil Lavedra; el constitucionalista Daniel Sabsay; el diputado nacional por Cambiemos Waldo Wolff; la subsecretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de CABA Lic. Pamela Malewicz; el ex titular de la SIGEN Daniel Reposo; Mario Cimadevilla titular de la Unidad Fiscal AMIA. También se hicieron presentes los principales referentes de las organizaciones comunitarias: el embajador de Israel en Argentina, Ilan Sztulman junto con Yosef Zilberman, agregado de Cultura; el expresidente de AMIA, Guillermo Borger, y el ex presidente de DAIA, Jorge Kirszenbaum, y los rabinos Tzvi Grunblatt, de Jabad Lubavitch, e Isaac Sacca, Gran Rabino Sefardí de Argentina.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here