Claudio Presman, nuevo interventor del INADI: «Argentina no es un país antisemita»

El flamante interventor del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), Claudio Presman, dialogó en exclusiva con la CADENA JUDÍA DE INFORMACIÓN VIS A VIS y aseguró que se va a reflotar el proyecto «Mapa de la Discriminación», que hace cuatro años que no se realiza en la Argentina, que va a posibilitar saber con exactitud qué tipo de discriminación sufre cada provincia.

Además, recalcó que la Argentina no es país antisemita, a pesar de la existencia de algunos brotes que se generan en determinados momentos.

Cabe destacar que antes de su nombramiento como interventor, Presman fue Defensor Adjunto del Pueblo, diputado porteño por el radicalismo y exSecretario del Consejo Judío Latinoamericano.

¿Cómo fue tu llegada al INADI?

Es un desafío interesante el que me propusieron el Lic. Claudio Avruj, Secretario de Derechos Humanos, y el Min. de Justicia Germán Garavano para poder iniciar un camino en un organismo pleno de Derechos Humanos en el que puedo aportar la visión de lo que uno cree que puede ser un instituto que tiene la misión de dos cosas distintas: tener un lugar del estado para el ciudadano o ciudadana que ve vulnerado sus derechos por discriminación, xenofobia o racismo y, por otro lado, el de producir el cambio cultural que la Argentina necesita para bajar los niveles de violencia. Yo digo que tenemos que tratar de ser «el motor» del cambio cultural que  se necesita para ser un país más inclusivo, más democrático, más plural y más multicultural.

– Nuestro país más allá de la grieta tiene altos niveles de violencia. Desde el INADI, ¿cómo van a trabajar para bajarlos?

– La violencia está instalada en la sociedad y en todo el mundo. Lo que nosotros tenemos que trabajar, desde el INADI, es a partir del mensaje de la no discriminación yendo a cada uno de los lugares de la Argentina y aportando para bajar este nivel de locura. Hoy tenes un señor en Corea del Norte que amenaza con llegar a un misil contra Estados Unidos, y este último país que envía un barco ultrasónico…

– La semana pasada estuviste recorriendo algunas dependencias del INADI en el interior del país, ¿cómo se están desarrollando las políticas con respecto a la discriminación, el antisemitismo y la xenofobia en todo el país? ¿Hay diferencias con respecto a Capital Federal?

– Creo que el relevamiento ese lo vamos a tener después de un proyecto que estamos preparando que se llama «Mapa de la discriminación», que hace tres o cuatro años que no se hace, y estamos presentado un proyecto en la Secretaría de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural de la Nación y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos para hacerlo en conjunto. La idea es poder trabajar con las universidades nacionales en un desarrollo territorial para saber cuál es el mapa real de la discriminación. Si vos me preguntas, a prima facie, yo creo que este no es un país antisemita a pesar de que existen brotes antisemitas, pero me parece que tiene que ver más con un tema cultural. Yo milito en política desde muy chico y nunca tuve ningún problema relacionado con el antisemitismo. Hoy la discriminación pasa más por temas de discapacidad, bullying, etc. Hay una fuerte campaña por parte del organismo para que la gente sepa cómo se puede denunciar. En esta gestión vamos a revalorizar las distintas dependencias del INADI en todo el país.

– Más allá de que la Argentina no sea un país antisemita, hay hechos en los últimos 50 años que marcan que han habido momentos duros y de antisemitismo explícito, ¿están articulando acciones con instituciones de la comunidad judía?

– Estamos trabajando con la AMIA, que ahora tiene nuevas autoridades, y también con el Congreso Judío Latinoamericano. La idea es trabajar con las organizaciones judías en estos temas y con otras organizaciones religiosas de otras comunidades, que también son discriminadas. Queremos generar una multiculturalidad atacando la problemática de las distintas comunidades religiosas del país.

– ¿Cómo trabaja el INADI en temas de antisemitismo y discriminación en redes sociales?

– El INADI está desarrollando un Observatorio de Internet porque es muy difícil la persecución del delito, hay peritos informáticos del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos y la fiscalía. Ahí tenemos que trabajar interdisciplinariamente con otros organismos para la persecución. Es uno de los temas para trabajar en la regulación del futuro.

– ¿Existe una nueva legislación para combatir la discriminación en Internet o alcanza con la legislación existente?

– Hay que trabajar una nueva legislación en esos temas. Por eso hay que hacer un trabajo multidisciplinario muy fuerte para poder combatir la discriminación, el antisemitismo, el bullying, xenofobia y trata. Es el tema del futuro.

– En Vis a Vis trabajamos mucho con la agrupación Judíos Argentinos Gays (JAG), ¿cómo trata el INADI el tema del matrimonio igualitario?

– El INADI hace muy poco estuvo acompañando la conmemoración a siete años de la sanción del matrimonio igualitario. Creemos que hay que integrar los temas a la sociedad y avanzar en los derechos. Hay cosas que en el mundo no se discuten y hacía esos nuevos derechos tenemos ir. Todavía no tomé contacto con la gente de JAG, pero estoy pidiendo una reunión para trabajar en conjunto.

– En la sociedad ya está instalada los derechos de diversidad que se han logrado como el matrimonio igualitario y la adopción, entre otros, pero los mismos grupos de LGTBIQ plantean que todavía existe una cierta discriminación con este colectivo, ¿cómo van articular ante esta situación?

– Todo grupo que se acerque al INADI para combatir la discriminación lo vamos a estar apoyándo y trabajando en conjunto. Esta gestión está para escuchar a todos y la línea de esta gestión es la no discriminación.

– Sos una persona joven, pero con mucha trayectoria política y venís del riñón del radicalismo. ¿Este lugar es de tránsito o es tu destino?

– Hoy lo considero un destino porque es un lugar importante. Yo fui diputado y defensor del pueblo, y vengo de la militancia de Franja Morada. Me hago cargo de poder trabajar para colaborar en bajar en los niveles de violencia que se llegó en Argentina.

– Al final del camino, ¿con qué INADI soñás?

– Con un INADI moderno que pueda normalizarse, como la ley lo indica.

DEJAR UN COMENTARIO

Please enter your comment!
Please enter your name here